Home » Recetas » Postres »

Tarta de almendra y pera

6 November 2009 3 Comments Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

tarta pera almendra

Foto: Ainhoa Gomà / Ondakin.com

Algunas veces te pones a cocinar un plato sin mucho convencimiento, y sale algo que supera todas tus expectativas. Esto fue lo que me pasó la semana pasada con una tarta de peras, cocinada con el único propósito de aprovechar unos ejemplares de esta fruta que se estaban perdiendo y de paso ventilar parte de las dos toneladas de almendra molida que había comprado para hacer panellets.

La tarta no podía ser más elemental: una base de pasta quebrada dulce, un relleno de huevo, almendra y mantequilla, y las peras ligeramente cocidas. Y lo que amenazaba con acabar como una plasta dulzona de mazapán se transformó en un finísimo pastel, en el que las peras jugosas se fundían a la perfección con la masa almendrada.

Dificultad

Media: tiene su curro.

Ingredientes

  • 3 peras conferencia
  • 110 gr. de harina
  • 230 gr. de almendra molida
  • 300 gr. de mantequilla (200 a temperatura ambiente, y 100, muy fríos)
  • 5 huevos
  • 280 gr. de azúcar
  • 1 pizca de sal

Preparación

Poner en un bol la harina con una pizca de sal, y arenar con ella 80 gr. de mantequilla muy fría cortada en daditos (se trata de ir desmigando la mantequilla con la punta de los dedos, hasta conseguir una especie de arena gruesa). Añadir 30 gr. de azúcar y otro tanto de almendra molida, y mezclar con la punta de los dedos. Añadir la yema de uno de los huevos, y ligar hasta formar una bola, sin amasar mucho. Si está muy seca y no liga, se pueden añadir unas gotas de leche.

Envolver la pasta en film y meter en la nevera un mínimo de una hora.

Preparar mientras tanto las peras. Poner a hervir un cuarto de litro de agua y 150 gr. de azúcar en un cazo (no remover mientras se calienta, porque puede cristalizar; sí se puede menear el cazo). Pelar las peras y cortarlas en cuartos desechando el corazón. Cuando hierva el almíbar y el azúcar se haya disuelto del todo, añadir las peras, retirar del fuego y tapar.

Precalentar el horno a 190 grados.

Preparar el relleno mezclando 100 gr. de azúcar con 200 gr. de mantequilla muy blanda. Añadir 200 gr. de almendra molida y 4 huevos. Mezclar bien hasta que quede una masa homogénea, y reservar.

Extender la masa que estaba en la nevera en un molde de unos 24 cm. Lo mejor es ponerla en el centro del molde e ir extendiéndola con los dedos hasta cubrir los lados. Al principio cuesta, pero según se vaya calentando será más fácil. Pinchar la masa con un tenedor por toda la superficie, taparla con papel de aluminio, y poner encima pesos de cocina o garbanzos secos para que se haga de manera uniforme.

Hornearla unos 10 minutos, sacarla, quitar el papel de aluminio con los pesos, y hornearla 5 minutos más. Dejar que se enfríe dentro del molde.

Verter el relleno y repartir las peras escurridas por encima, formando una rueda e intentando que quepa la mayor cantidad posible (sin aplastar). Repartir taquitos de los 20 gr. de mantequilla sobrante por encima, y cocer en el horno durante unos 20 minutos.

Servir templado.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

3 Comments »

  • Las Lentejas said:

    ¡Qué rica! :-P

  • pity said:

    preciosa, y deliciosa…me alegro de haber descubierto vuestra web, todo un acierto para una amante de la comida como yo. Me he estado dando un paseo, y de verdad que os felicto, a todos. Excelente trabajo! Saludos desde londres,

  • Glòria said:

    Hola Mikel,

    He descubierto tu blog desde el de Marta, Barcelona-Málaga Cooking, con la receta del pastel de setas que habéis cocinado a medias, ja, ja, tu con avellanas y ella con castañas.

    Voy a dar una vuelta, seguro que hay muchas cosas más que me interesan, para empezar esta tarta de peras!.

    Un abrazo desde Barcelona