Home » Recetas » Primeros »

Gratinado de patatas y setas

5 November 2009 4 Comments Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo
gratinado patatas setasFoto: Ainhoa Gomà / Ondakin.com

Diréis que estoy un poco pesadito con las setas, y tendréis razón. Pero es que no me puedo reprimir cada vez que voy al mercado y veo la variedad y la pintaza que lucen en esta época. No sé si habrá sido buena o mala temporada, o si las que venden son de aquí o de la Bielorrusia interior. Pero el hecho es que no paro de consumirlas.

Esta receta está inspirada en una que vi en la revista Food, que editan los supermercados Waitrose de Londres. Si vais por allí, os recomiendo que os hagáis con una, y de paso la comparéis con cualquiera de las publicaciones de los hipers de aquí. No soy de los papanatas que desprecian lo español y admiran sólo lo extranjero, pero en este caso, la diferencia es tanta como la que media entre un tomate frito casero y una lata de Orlando.

Dificultad

Si sabes pelar una patata, podrás

Ingredientes

Para 4-6 personas (dependiendo si se toma como entrante o como guarnición)

  • 700 gr. de patatas
  • 250 gr. de setas variadas (mitad champiñones, mitad trompetas de la muerte, pero valen otras combinaciones)
  • 1 diente de ajo
  • 400 ml. de leche entera
  • 200 ml. de nata líquida
  • 30 gr. de mantequilla blanda
  • 100 gr. de gruyere o cualquier queso que funda bien
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • Nuez moscada

Preparación

Poner agua abundante con sal a hervir. Pelar y cortar las patatas en rodajas finas. Escaldarlas en el agua hirviendo y, en cuanto vuelva a estar en ebullición, sacar y pasar por agua fría. Escurrir bien y dejar sobre papel de cocina o un trapo limpio para que se sequen.

Precalentar el horno a 180 grados. Limpiar las setas con un cepillito o pasándolas por agua el menor tiempo posible. Cortar los champiñones en láminas.

Untar una fuente de horno con la mantequilla, y repartir el ajo picado fino sobre ella. Extender la mitad de las patatas en la fuente, ponerles pimienta recién molida abundante y sal. Repartir las setas por encima y volver a salpimentar. Acabar con una capa de patatas y un poquito de nuez moscada.

Poner la leche con la nata a calentar en un cazo, y en cuanto hierva, verterla sobre las patatas y las setas. Espolvorear con el queso y hornear durante hora y media. Si el queso se pone muy dorado demasiado rápido, cubrir la fuente con papel de aluminio.

Este plato se puede tomar de entrante o como acompañamiento a cualquier carne. Y si se recalienta, hacerlo en el horno y añadiendo un poco más de leche para que no quede seco.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

4 Comments »

  • C's dad said:

    ¡No sabes cómo me ha quedado! Hasta a Margot le ha gustado…
    Sigo creyendo que te quedas corto en las raciones. Dices que es para seis pero yo lo veo para cuatro. En realidad éramos dos y casi lo terminamos. Claro que como plato único.

  • mikel said:

    Me alegro de que te haya quedado bien! En cuanto a las cantidades, puse 6 pensando tomarlo guarnición o como entrante “ligero” (es un plato bastante contundente). Pero lo debería haber puntualizado. Lo corrijo.

    gracias!

  • C's dad said:

    Una pregunta: ¿En qué apartado archivarás esta receta?

  • mikel said:

    Está archivada en “primeros” a secas…