Home » Recetas » Panes y bollería »

Magdalenas de Proust

30 September 2009 4 Comments Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

magdalena proust

La magdalena de Proust es uno de los alimentos más famosos de la literatura universal. Para los iletrados, y para los que habéis estado muy liados y no habéis tenido tiempo de leer los siete tochazos que componen En busca del tiempo perdido, explicaré que el producto en cuestión aparece en el primero de ellos, Por el camino de Swann (1913).

La magdalena es importante porque ella solita desencadena en el narrador la catarata de recuerdos infantiles con la que arranca el libro. Por ello se ha convertido en un símbolo del poder evocador de los sentidos, de la capacidad de llevarnos al pasado que pueden tener un sabor o un olor.

magdalena proust 2

Así que nada, a partir de ahora ya podéis hablar de las magdalenas (o madalenas, que vale de las dos formas) de Proust sin haber leído una línea de su espesa obra. Incluso podéis hacerlas con esta fantástica receta -cortesía de mi cuñada May-, mojarlas en té y jugar a sentiros por un momento como el pobre Marcel.

Dificultad

Media: cuidadín al mezclar las claras con la masa.

Ingredientes

Para 1 kg. aproximadamente

  • 4 huevos
  • 250 gr. de azúcar
  • 250 gr. de mantequilla
  • 250 gr. de harina
  • 1/2 limón

Preparación

Derretir la mantequilla y dejar que se enfríe.

Separar las yemas de las claras. Batir las yemas con el azúcar hasta que la mezcla blanquee y esté espesa. Añadir la mantequilla, el zumo de medio limón y la harina tamizada (se puede hacer con un colador).

Precalentar el horno a 190 grados.

Batir las claras a punto de nieve e incorporarlas con cuidado a la masa con una espátula o cuchara de madera. El secreto es hacer movimientos semicirculares envolventes, que acaben en uno recto que divida la masa por la mitad.

Echar una cucharadita colmada en cada molde de papel (si estos son entre pequeños y medianos; si son más grandes, dos). Cocer en el horno durante 20-25 minutos, sacándolas cuando empiecen a dorarse los moldes.

Se conservan varios días guardadas en una lata o tupper.

Foto: Ainhoa Gomà

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

4 Comments »

  • Susana said:

    Esta también es mi receta de magdalenas que por cierto es como la de la Parabere, ella pone el azucar glass y ralladura de limón.
    Pero a las tuyas no les has puesto la mantequilla, claro, si la dejas en la encimera engordan muuucho menos….

  • mikel said:

    Lo siento, últimamente no doy una. Añadida la mantequilla. Gracias por avisar y mil perdones!

  • Las recetas del año | Ondakin said:

    [...] Magdalenas de Proust [...]

  • GEORGINA said:

    Hola:
    En la receta de las magdalenas de Proust no mencionas la levadura, ¿ es que no la llevan?
    Gracias