Home » Recetas » Primeros »

Patatas envueltas en jamón con pimientos

7 September 2009 6 Comments Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo
patatas envueltas jamon pimientosDespués de tantas aventuras chinas, me apetecía hacer una entrada sobre algún plato muy tradicional y 100% mediterráneo. Como todavía estoy aterrizando y no he tenido tiempo de cocinar nada más elaborado que una tostada con sobrasada, he recuperado un platillo que hice antes del verano con tres acompañantes clásicos de los huevos fritos, como son el jamón serrano, las patatas y el pimiento verde.

La idea era tratar estos ingredientes de una forma diferente, y algo más ligera, que la habitual. Es decir, en vez de freír, cocer y hornear. Las patatas envueltas están tomadas de un librito CookSmart de cocina italiana, que recomiendo porque tiene muchas recetas simples y buenísimas.

Conviene usar un jamón poco curado, para que salgan más compactas que como me quedaron a mí el día que hicimos la foto. Estas patatas se pueden poner solas como aperitivo, si se prefiere.

Dificultad

Baja.

Ingredientes

  • 12 patatas pequeñas (o menos cantidad si son medianas)
  • 12 lonchas finitas de jamón serrano poco curado (o jamón de Parma)
  • 4 pimientos verdes grandes y alargados
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 4 huevos (opcional)

Preparación

Cortar los ajos en láminas y dorarlos muy suavemente en un chorro generoso de aceite de oliva a fuego suave. En cuanto empiecen a tomar color, apagar el fuego, taparlos y reservarlos.

Cocer los pimientos en agua hirviendo abundante con sal durante unos 7 minutos. Sacarlos, escurrirlos bien, quitarles el troncho y las pepitas con cuidado de no romperlos, salarlos y añadirlos al aceite.

Lavar las patatas y cocerlas en agua hirviendo con sal entre 15 y 20 minutos, dependiendo del tamaño (también se pueden comprar patatas ya hervidas). Al final de la cocción, precalentar el horno a 200 grados.

Sacar las patatas, dejar que se enfríen un poco, pelarlas y envolverlas con las lonchas de jamón, dándoles forma con las manos para que el fiambre quede pegado. Aceitar una fuente de horno, poner las patatas encima y hornearlas durante entre 15 y 20 minutos, dándoles la vuelta a la mitad para que se hagan por los dos lados.

Servir las patatas calientes y bien mojadas del aceite del horneado para que estén brillantes, acompañadas de los pimientos con un poco de su aceite perfumado de ajo. Y, si se quiere, añadir huevos fritos, escalfados o poché.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

6 Comments »

  • Mariano said:

    que buena pinta

    una cuestion, las patatas no saldran demasiado blandas? porque cocidas y despues asadas . . .

  • mikel said:

    Hola Mariano,

    Por mi experiencia, quedan bien. Pero hay que controlar un poco los tiempos dependiendo del tamaño de las patatas y de la potencia del horno. De todas formas, en el caso de la patata siempre es mejor pasarse un poquito que dejarlas crudas por dentro, porque entonces no hay quien las coma.

  • Alvaro said:

    mikel, y que pasa con los 2 ajos y aceite que se frien al principio?

  • Apochar said:

    Receta original que va muy bien para mi dieta, poco aceite y cosas ricas… Lo probaré.
    Saludos

  • mikel said:

    El aceite y los ajos sirven para aliñar los pimientos. Yo no sirvo los ajos, pero te gustan puedes ponerlos en el plato con lo demás.

  • gualeguaychu said:

    muchas gracias por la receta, mañana voy a probar hacerla.