Home » Mercados »

Así es un mercado en China

17 August 2009 2 Comments Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

Ya estamos en Lijiang. Este pueblo de la provincia de Yunán (suroeste de China, cerca de Birmania) se conserva tal como debían de ser las ciudades de este país hace 100 años.

Pero como pasa en casi todos los lugares “con encanto” del mundo, el centro está completamente desnaturalizado por el turismo. Plazas y calles se han transformado en centros comerciales de souvenirs, que te hacen sentirte más en Port Aventura que en la China milenaria.

Por suerte, en cuanto te sales del mogollón encuentras rincones pacíficos en los que vive gente de verdad y no hay un millón de turistas chinos haciéndose fotos. Y entre esos rincones está el mercado de comida de Zhongyi.

verdura desconocida_585x439

Según nos ha contado Kevin, el chico que lleva el hotelito en el que estamos hospedados (Tea Boutique Hotel), este tipo de mercados, en los que antes todo el mundo compraba la comida, han desaparecido de gran parte de las ciudades y pueblos chinos. Por desgracia, han sido sustituidos por ese invento del demonio que son los súpers.

La variedad de productos que hemos visto en el mercado de Zhongyi es impresionante, sobre todo en las verduras, las setas, las especias o los encurtidos.

encurtidos_585x439

chiles encurtidos_585x439En el mercado también se vendían frutos secos, como castañas o cacahuetes, hechos al vapor.

cacahuetes al vapor_585x439

Para los amantes de las emociones fuertes estaban estos huevos de 100 años. Se llaman así porque se conservan durante largo tiempo enterrados en una mezcla de ceniza y sal.

huevos_585x439

Un tanto heavies eran también estas manitas de pollo, que se vendían crudas, en conserva, adobadas, asadas, fritas… Es un aperitivo que a los chinos les encanta.

manitas de pollo_585x439

Siguiendo con las aves, me ha encantado esta máquina de asar pollos tan pop, que parecía un teatro de guiñoles.

pollo asado_585x439

Ante este animal despatarrado y asado nos hemos hecho la siguiente pregunta: ¿cerdo o perro?

perro o cerdo_585x439Este puesto de salsas picantes me ha encantado. Qué pena no poder llevar a España un poquito de cada una…

pastas picantes_585x439En mitad de nuestra visita al mercado, hemos parado en uno de los puestos en los que servían sopas de noodles. Allí nos hemos tomado este sensacional sopicaldo cuyo sabor nos ha recordado un poco al chorizo, supongo que por la mezcla de cerdo, ajo y pimentón. Una auténtica maravilla gastronómica al precio de 0,5 euros.

noodles_585x439

También hemos probado esta versión yunanesa de las patatas bravas, con salsa picante, menta y un tipo grande de cebollino. Para mi gusto estaban un poco crudas, pero tenían su gracia.

patatas bravas chinas_585x439Es curioso cómo hacen aquí las patatas chips. Primero las cuecen, luego las fríen y las escurren bien en un cesto de bambú, y finalmente les espolvorean una mezcla de especias.

patatas fritas_585x439Saliendo del mercado hemos visto estos tacotes de lo que supongo es sangre coagulada. Me ha recordado a la sangrecilla que comíamos en La Rioja de pequeños, aliñada con cebolla y pimentón, y que a mi padre le encantaba. Que nadie haga ascos porque la morcilla es esto mismo frito y con arroz.

sangre_585x439Fuera ya del mercado, y al entrar en la zona turística, hemos encontrado este puesto con una máquina de hacer dulces de nuez.

maquina de dulces de nuez_585x439El resultado final era bastante bueno, y tenía un aspecto que imitaba al de la nuez.

dulces nuez_585x439Y esto ha sido lo que ha dado de sí nuestra jornada gastronómica de hoy. Mañana nos vamos a hacer un trekking a un sitio que se llama Tiger Leaping Gorge. No creo que encontremos muchas exquisiteces por allí, aunque en este país, nunca se sabe.

Etiquetas: , ,
Comparte este artículo:
Publicidad:
 

2 Comments »

  • Thais said:

    Me encantan tus historias chinas….sigue dándonos envidia!!! Por cierto me ha inquietado mucho la foto del supuesto cerdo (por favor que no sea perro, por favor!) despatarrado…que yuyu!

  • Las Lentejas said:

    Ufff, qué sustito!!!