Home » Ondakin en China »

Buñuelos de pulpo y pinchitos de escorpión

13 August 2009 5 Comments Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

Sí, ya estamos en China de vacaciones. Hemos llegado esta mañana tras un viaje eterno, cuyos estragos han sido paliados gracias a unas pocas horas de sueño en el avión obtenidas gracias a la química (melatonina, Unisom y un poco de Diazepan).

Pero éste es un blog de comida, no de drogas duras. Así que en los próximos días, y siempre que el Wi-Fi nos lo permita, voy a contar nuestras experiencias gastronómicas en el país del dim-sum.

Yo he venido dispuesto a probar todas las comidas diferentes que pueda. Pero claro, aquí a la que te descuidas ves alimentos que se salen ligeramente de tu dieta habitual. Nada más entrar en la Wangfujing, conocida como “la calle de los snacks”, nos hemos encontrado a estos amiguitos en forma de brocheta:

pinchitos-de-escorpion

Como no me decidía entre los escorpiones o los caballitos de mar, he pasado al puesto siguiente, donde me he encontrado con esta especie de minisalchichas cortaditas a rayas. Un momento. ¿O es algún tipo de larva????
imagen-010_585x439

En los puestos también había estrellas de mar, un snack que creo me atravería a probar pero que en ese momento no me entraba:

estrellas de mar

Más apetecibles parecían estas brochetas de fruta con caramelo por encima:

Imagen 015_585x439

Pero al final nos decidimos por una especie de buñuelos de contenido desconocido:

buñuelos pulpoPor suerte no llevaban ningún insecto ni guarrerida dentro, sino unos humildes y reconocibles trocitos de pulpo.

Pero no se acabaron ahí las delicias que vimos en el callejón de los snacks. Estos pinchitos me recordaron mucho al Pajaritos por aquí, pajaritos por allá de María Jesús y su Acordeón:

pajaritos

Para refrescarse, nada mejor que estos refrescos humeantes en plan Quimicefa, que son lo más en Pekín:

Imagen 018_585x439

Y más brochetas de grillo gigante:

pincho cucharacha

Más allá de los bichejos, pudimos comprobar que en Pekín han inventado la comida interactiva, con participación del usuario. Tú mismo puedes soplar para crear tu propio ratoncito de caramelo. Muy 2.0.

Imagen 017_585x439

¡Mañana más!

Etiquetas: ,
Comparte este artículo:
Publicidad:
 

5 Comments »

  • Clara said:

    Arghhhh!!!!! Qué asco… Creo que los pajaritos son lo que más repugnancia me ha dado… Pero se los comen así crudos????? Bueno, espero que la próxima vez te animes a comer algo más ‘exótico’ y que nos lo cuentes!!!!!

  • carmen said:

    Los pinchos gore son muy fuertes, pero ese refresco… Ese brebaje humeante… Si te decides a beberlo hazlo el último día, no sea que os vaya a fastidiar tooooooooooooooooooooda la tourné! Ánimo, visto lo visto, voy a darle a las brochetas de escorpiones y grillos para comer hoy. Ñam!

  • Tamar said:

    Impresionante relato e increíbles imágenes!! Que disfrutes del lejano oriente y que sigas deleitándonos con exóticas experiencias gastronómicas.

  • Cristina Pedrol said:

    Genial el reportaje…..
    Intentaré escuchar a ondakin en la ser este sábado a ver que nos cuentas mikel…
    A Valentina le encantará que sus titos le traigan algún snak de estos….
    Que os vaya muy bien y que nos os tengan que operar de nada por el camino.
    bss

  • Alvaro said:

    que hambre me está entrando…. espero publiques en ondakin la receta de los pajaritos muy pronto!!