Home » Cocina Pop »

Como reconvertir comida basura en ‘alta cocina’

1 July 2009 2 Comments Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

Siempre se ha dicho que la comida entra por los ojos. Partiendo de esa premisa, el blog Fancy Fast Food nos instruye en la dudosa práctica de deconstruir hamburguesas, burritos y demás clásicos de la alimentación rápida para transformarlos en platos con apariencia de cocina para gourmets.

Sus autores no se limitan a colocar los productos en vajillas finas y a hacer presentaciones bonitas. También recocinan los productos, con la premisa de no añadir nada salvo algún aderezo o adorno sencillo, como el perejil. Por ejemplo, transforman un burrito de Taco Bell en unos tortellini recortando la misma masa y reconstruyendo el relleno.

tortellini-fancy-fast-food

Un cruasán relleno de Burger King se convierte en una delicada quiche, tras triturar la masa y recocerla a en el horno.

quiche-fancy-fast-tood

Todavía más espectacular resulta esta transformación de cuatro sandwiches de bacon y queso, dos de pollo, unos aros de cebolla y un paquete de patatas fritas de la marca White Castle en un festín de “tapas del Castillo Blanco”, después de una complicada y laboriosa deconstrucción de todos sus elementos.

tapas-fancy-fast-food

Todos los procesos están exhaustivamente fotografiados para que puedas seguirlos. Sin embargo, los autores del blog no pretenden ocultar que, a pesar del reciclaje, esta comida es igual de nociva para el organismo. De hecho, el lema de la bitácora es “Sí, sigue siendo mala para ti, ¡pero mira que buena pinta tiene!”.

Lo más espeluznante es preguntarse si algunos restaurantes supuestamente finos harán cosas parecidas…

Si quieres participar con tus propias ideas, puedes enviárselas a este mail: fancyfastfood@gmail.com

Vía Neatorama

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

2 Comments »

  • maite said:

    Algo así son las tapas de Ikea! ;P

  • el anti TACO BELL said:

    Son para personas moralmente manejables

    NUESTRA CARTA DE PRESENTACIÓN:

    De lunes a domingo nos dedicamos a trabajar duro por casi un tercio de cada día. Unos se ocupan de producir, otros de vender, y luego están los que dirigen a quienes producen y a quienes venden.

    Un trabajo puede ser agradable si todos hacen su trabajo y se llevan bien. Sin embargo, cuando trabajar es más que producir y vender algo, cuando un grupo de personas de ideas afines se comprometen con la misión de la Compañía demostrando pasión, dedicación y entusiasmo, un lugar de trabajo puede transformarse en un ámbito donde todos se sienten realizados. Esto es Taco Bell.

    Nuestro mejor Incentivo: Un fantástico entorno laboral y de gran colorido, que inspira creatividad y satisfacción.

    Mientras que la mayoría de los trabajadores se preguntan si existirá el trabajo de sus sueños en algún lugar lejano más allá del arco iris, nosotros, en Taco Bell, disfrutamos de nuestro trabajo todos los días.