Home » Recetas » Primeros » Ensaladas »

Ensalada de remolacha, cecina y almendras

8 June 2009 2 Comments Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo
remolacha-cecina-almendrasLa remolacha cocida en casa tiene muy poco que ver con el producto embotado y cortado en bastoncitos que se suele vender en los supermercados. Lo que toda la vida has identificado con el vinagre y/o un repulsivo sabor a tierra se convierte de repente en una delicia, que combina a la perfección con un montón de ingredientes y alegra cualquier plato con su aspecto de comida de otro mundo.
Esta receta, basada en una ensalada del restaurante Moro de Londres, busca el contraste entre el sabor ahumado y salado de la cecina, el dulzor de la remolacha y la almendra y el punto ácido del vinagre de Jerez. Para hacerla no necesitas más que encontrar una charcutería donde tengan una cecina decente.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 3 remolachas medianas
  • 100 gr. de cecina
  • 40 gr. de almendras tostadas
  • 1 diente de ajo
  • Vinagre de jerez
  • Aceite de oliva virgen
  • 1 chorrito de zumo de limón
  • Sal y pimienta

Preparación

Cortar las hojas de las remolachas, lavarlas y cocerlas en agua hirviendo entre 20 y 30 minutos. Están hechas cuando un chuchillo entra fácilmente al pincharlas. Dejar que se enfríen.

Preparar la salsa de almendras triturando éstas con el diente de ajo, cuatro cucharadas de aceite de oliva, dos de vinagre, sal y pimienta. Si se quiere más suave de ajo, no triturar el diente, añadirlo después entero y aplastado, y dejar madurar unas horas en la nevera para que coja el sabor. La salsa tiene que quedar con una textura entera y cremosa, parecida al hummus; no importa que se noten trozos de almendra.

Preparar la vinagreta con otras 6 cucharadas de aceite, dos de vinagre, un chorrito de zumo de limón, sal y pimienta. Agitarlo bien (en un bote vacío cerrado, por ejemplo) hasta que emulsione y se convierta en un líquido homogéneo.

Cortar la remolacha en trozos planos. Poner la cecina troceada con la mano por encima, y aliñar con la vinagreta. Servir con un poco de salsa de almendras en un lado del plato, o en un bol a parte si la ensalada se sirve en fuente.

Foto: Ainhoa Gomà

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

2 Comments »

  • Claudia said:

    Qué ganas de hacerla. Lástima que en Chile NO EXISTA la cecina, lo puedes creer?

  • mikel said:

    Bueno, te diré que la cecina, fuera de León y alrededores, es una cosa relativamente reciente en España. En fin, ya te llevaré un paquetito cuando vaya para allá, o te prepararé el plato cuando vengas para aquí.