Home » Recetas » Segundos » Carne »

Pollo con manzanas, miel y mostaza

26 May 2009 6 Comments Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

pollo-manzanas-mostaza-miel

Hace días encontré una receta de pollo con miel y mostaza en Simply Recipes, una web de una chica californiana con muy buenos platos explicados de una forma bastante racional. La receta me gustó porque era original y tirada de hacer: poco más que pasar el pollo y las manzanas por la sartén y hacer una salsa con maizena, sidra y caldo de pollo.

Cuando la cociné por primera vez me decepcionó un poco. Pero pensé que la culpa era mía por haber usado una sidra malísima de Carrefour que tenía 100 gramos de azúcar por lata -lo siento, no pude comprar otra.

La segunda vez que la hice fue con una sidra más decente, y ciertamente mejoró. Sin embargo, el plato me seguía pareciendo demasiado dulzón, y la salsa, con poco fuste. Así que en la tercera preparación decidí poner más mostaza, algo de cebolla sofrita y un toque final de bacon frito crujiente, que con su punto salado hizo el contraste justo para el dulzor de la manzana y la miel.

También cambié un poco las cocciones para mejorar los puntos. Y entonces me quedó perfecto, al menos para mi gusto. Moraleja: toda receta se puede modificar hasta donde te dé la gana, siempre que los cambios tengan sentido y sirvan a tu objetivo.

Ingredientes

  • 1/2 kilo de pechugas de pollo
  • 2 manzanas golden o granny smith
  • 1 cebolla grande
  • 150 ml. de sidra
  • 150 ml. de caldo de pollo
  • 1 cucharada de miel
  • 2 cucharadas de mostaza
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • 1 y 1/2 cucharaditas rasa de maizena
  • 40 gr. de mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil picado
  • Hierbas y especias al gusto (opcional)
  • 50 gr. de bacon cortado fino y tostado en su propia grasa hasta que esté crujiente (opcional)

Preparación

Mezclar en un bol la sidra, la maizena, la miel y la mostaza . Salpimentar y reservar.

Rehogar la cebolla picada fina en una cazuela baja grande con un poco de aceite a fuego suave durante 20 minutos. En el último momento subir un poco el fuego para que se dore un par de minutos. Sacarla y reservar.

Sazonar el pan rallado con un poco de sal y pimienta y, si se quiere, con las hierbas o las especias que más gusten (romero, tomillo, comino, etc). Rebozar las pechugas y dorarlas en la misma cazuela donde se ha hecho la cebolla, con el aceite bien caliente. Cuando estén doradas por los dos lados, mojar con el caldo de pollo y cocer a fuego suave unos 10 minutos.

Mientras, poner a derretir la mantequilla en una sartén a fuego medio, y cuando esté caliente, dorar las manzanas cortadas en 8 gajos (12 si son muy grandes), quitando el tronco central. Es importante no marearlas: que se doren completamente y que caramelicen primero por un lado, y luego, darles la vuelta para que lo hagan por el otro. Reservar.

Sacar las pechugas de su caldo de cocción, y ponerlas en la fuente de servir junto a las manzanas caramelizadas. Para conservar todo caliente se puede meter al horno precalentado al mínimo (50 grados o menos), bien tapado con papel de aluminio para que no se seque.

Preparar entonces la salsa en la misma cazuela, añadiendo la cebolla y el preparado de la sidra y removiendo al fuego hasta que tenga una textura densa pero no demasiado. Verter la salsa sobre el pollo con manzanas y decorar con el bacon crujiente (si se ha hecho) y con perejil picado por encima. Servir inmediatamente

Este plato está muy bueno con arroz blanco.

Foto: Ainhoa Gomà

Etiquetas: , , , ,
Comparte este artículo:
Publicidad:
 

6 Comments »

  • duka said:

    La he hecho hoy mismo y ¡¡¡fan-tás-ti-ca!!! Haciéndola me han surgido dos dudas:

    1) ¿Dónde compras tú las pechugas? :D Porque en mi pollería habitual, 1 pechuga entera pesa casi medio kilo, así que 4 ni te cuento. No ha sido problema, claro, he cogido una pechuga grande y la he partido en 4.

    2) ¿Exactamente cómo corto las manzanas? ¿En 8 lonchas gorditas? Es que en la foto parecen gajos, pero yo he acabado haciéndolo en una especie de “fingers” de manzana.

    Me está entrando hambre otra vez de recordarlas… X’D

  • mikel said:

    1) Probablemente mis pechugas son más pequeñas que la media… ahora en muchas pollerías te dan semi-gallina o pollo hormonado, que pesa mucho más. Corrijo la receta de todas formas para que no haya confusión.

    2) Las manzanas hay que cortarlas en ocho gajos, o en 12 si son gigantes. Es importante dejarles la piel, porque si no se te deshacen. Pero vamos, si a tí te ha funcionado en forma de fingers, pues adelante… Aquí no hay normas :-)

  • jotajota said:

    Yo no iba a ser menos que Duka y he probado la receta también. Y es un EPIC WIN.

    Mis comentarios:

    1.- Mis pechugas son de cuarto de kilo (o sea, las de los pollos de mi pollería, las mías-mías no las he pesado). He usado dos.

    2.- Tuve un momento de mucha ansiedad mientras estaba cociendo el pollo, dorando la manzana, friendo el bacon y haciendo el arroz. Pero mucha. No apto para cardíacos.

    3.- Las manzanas: usé granny smith y creo que es un error, la piel es algo resistente de más y es demasiado ácida. Yo creo que lo suyo es usar golden. También las hice a fuego algo más rápido de la cuenta (ver punto sobre la ansiedad) y en algunos casos se “doraron” de más. Donde “doraron” quiere decir “carbonizaron por su parte externa”.

    4.- La salsa me ha quedado muy trabada. Puede ser por la mostaza (usé una mostaza inglesa a la miel y chili, que le ha dado un punto picante muy curioso, pero es muy pastosa) o por la maicena + el pan rallado que queda en el caldo tras cocer el pollo. Igual tendría más sentido dejar la maicena para el final según se vea si la salsa se traba mucho o poco?

    5.- El bacon bien crujiente le da un punto espectacular al plato.

    Vamos, que me he chupado los dedos! Muchas gracias por la receta.

  • mikel said:

    Gracias por la crítica, JotaJota! A ver, lo de la ansiedad, no hay porqué… ¡puedes ir haciendo cosa por cosa tranquilamente! En cuanto a las manzanas, puede que tengas razón y con Golden sea más fácil. Las Granny hay que hacerlas más lento porque son más duras y ácidas, y hasta que caramelizan, te puedes eternizar. En cuanto a la maizena, fallo mío: me pasó lo mismo que a ti la primera vez que lo hice, y la segunda le eché menos (1 cucharadita rasa), pero se me olvidó corregirlo al escribir la receta y puse la cantidad original. Lo cambio. ¡Muchas gracias de nuevo!

  • petra said:

    Este plato lo voy a hacer esta noche, a ver qué pasa….

  • Receta de conejo guisado con sidra y estragón | Ondakin said:

    [...] hierba distinta, y de paso aprovechar media botella de sidra que se me había quedado colgada de un pollo con mostaza y manzanas, me inventé el otro día este plato de conejo guisado con estragón. No sólo conseguí que la [...]