Inicio » Recetas » Postres »

Tarta de chocolate, nueces y sal

2 junio 2010 4 Comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

tarta chocolate nueces sal

Foto: Mikel Iturriaga / Ondakin.com

Introducir elementos dulces, sobre todo frutas secas, en platos salados es práctica habitual en muchos platos de la cocina mediterránea. No lo es tanto seguir el camino contrario, el de poner algo salado en un postre. Las combinaciones de chocolate y sal se han puesto relativamente de moda en los últimos tiempos: usado con moderación, el cloruro sódico potencia el sabor del cacao y lo hace menos empalagoso. Algo tan simple como una tostada con aceite de oliva virgen, chocolate negro fundido y unas escamas de sal puede ser una delicia.

Esta receta está adaptada del libro Adventures with chocolate. Cuando la hice por primera vez con las cantidades que apuntaba, me pareció demasiado salada, y me recordó a los cafés con sal que te tomabas en la adolescencia para provocar el vómito y no llegar borrachuzo a casa de tus padres (qué tiempos tan bonitos). Así que he reducido de forma drástica la cantidad de sal, dejándola en lo justo para que las nueces contrasten con el relleno.

Dificultad

Media.

Ingredientes

Base

  • 250 gr. de harina
  • 175 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 75 gr. de azúcar
  • 15 gr. de cacao en polvo
  • 1 yema de huevo
  • Leche

Relleno

  • 200 gr. de chocolate negro (entre 60 y 70% de cacao)
  • 200 ml. de nata líquida
  • 150 gr. de azúcar moscovado (en su defecto, 100 gr. de azúcar moreno)
  • 1 pizca de sal

Cobertura

  • 100 gr. de nueces pacanas (o normales)
  • 100 gr. de azúcar
  • 1 cucharadita de sal Maldon

Preparación

Mezclar la mantequilla con el azúcar en un bol grande hasta que quede una especie de crema. Añadir la yema de huevo y un chorro de leche (unos 50 ml.), y mezclar bien. Añadir poco a poco la harina mezclada con el cacao, e ir formando una masa. Si queda muy pegajosa, añadir algo más de harina. Sin trabajarla mucho, filmarla y dejarla reposar en la nevera un mínimo de una hora (se puede hacer de un día para otro, o congelarla).

Sacar la masa de la nevera y dejar que se temple un poco. Estirarla sobre una superficie enharinada con un rodillo y acostarla sobre un molde de unos 25 cm. de diámetro y unos 3 cm. de altura. Pegarla bien al fondo y al borde y cortar lo que sobresalga. Devolver a la nevera unos 15 minutos, y mientras precalentar el horno a 180 grados.

Pinchar la masa con un tenedor, cubrirla con papel de aluminio y ponerle encima pesos de cocina o garbanzos secos para que no suba. Hornear unos 10 minutos, sacar y quitarle el papel y los pesos. Volver a meter al horno unos 5-10 minutos más, hasta que esté dura y seca. Dejar enfriar.

Para el relleno, poner un bol metálico o cazuela al baño maría (es decir, sobre otro recipiente más grande con agua casi hirviendo). Añadir el chocolate picado, la nata, el azúcar y la pizca de sal y remover hasta que quede una crema homogénea. Verter sobre la base fría y enfriar en la nevera.

Para la cobertura, preparar una superficie antiadherente (un silkpat, alfombrilla de silicona o similar). Poner a calentar una cazuela pequeña a fuego suave-medio. Añadir el azúcar y, sin remover, dejar que se disuelva y se haga caramelo. Añadir la sal y mezclar bien. Sumar por último las nueces y envolverlas bien con el caramelo.

Extenderlas lo máximo posible sobre la superficie con una espátula y, cuando se vayan enfriando y se puedan tocar, ir separándolas y pegándoles los hilos de caramelo con los dedos. Una vez frías, colocarlas sobre la tarta.

Decorar, si se quiere, con un poco de azúcar glas y unas pocas escamas más de sal Maldon.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

4 Comentarios »

  • Marhya dijo:

    Tiene muy buena pinta pero no sé si me atrevo, me temo que para algunas cosas no soy demasiado innovadora.

  • Inés dijo:

    Mmmmm! Destroza la operación bikini de cualquiera, pero tiene una pinta irresistible!

  • Galtxagorri dijo:

    Jajaja, el café con sal, qué horror, sabía horrible…

  • Luis dijo:

    Gracias por la receta. Tuvé la oportunidad de probar un gateau muy parecido en Ibiza hace algunos años sólo que en vez de haber usado sal Maldona el chef usó sal de mar. Es una combinación exquisita. Voy a probar el fin de semana tu receta aunque voy a sustituir también por sal de mar.