Inicio » Recetas » Primeros » Ensaladas »

<!–:es–>Ensalada de judías verdes, 'mongetes' y sardinas<!–:–>

22 abril 2010 5 Comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

ensalada judias verdes mongetes sardinas

Foto: Ainhoa Gomà / Ondakin.com

Llevo tiempo intentando descifrar sin éxito la mecánica de los precios y la presencia de las judías verdes en el mercado. O soy idiota -una posibilidad-, o esta verdura se rige por unos criterios diferentes al resto: su coste fluctúa caprichosamente esté en temporada o no, y de repente te la encuentras bien de precio en los puestos en abril. Y hablo de judías verdes locales, no traídas de la Cochimbamba. Supongo que tendrá que ver con su cultivo en invernaderos… pero en cualquier caso, me despista.

Las judías verdes son las únicas verduras que me gustan muy cocidas. Lo siento pero no puedo soportar el tacto en los dientes cuando están al dente, y me encantan cuando se deshacen. Me imagino que será una reminiscencia de la infancia, cuando las tomaba aplastadas con patata cocida y mayonesa casera.

Esta ensalada se puede tomar templada o a temperatura ambiente. Acompañan a las vainas las que para mí son las mejores judías blancas del Universo, las mongetes del ganxet, una variedad enana e increíblemente tierna típica del Maresme y el Vallès en Cataluña. Si no las encuentras, busca alguna pequeña parecida. Las sardinas en lata en este tipo de ensaladas son una auténtica revelación, perfectas sustitutas de las más habituales anchoas.

Dificultad

Para negaciones humanas.

Ingredientes

Para cuatro personas

  • 500 gr. de judías verdes
  • 300 gr. de mongetes del ganxet cocida (o cualquier judía blanca parecida)
  • 8-12 sardinas pequeñas de lata
  • 1 zanahoria mediana
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Vinagre de Jerez
  • Sal

Preparación

Poner a hervir agua abundante con sal en una cazuela. Quitar los bordes a las judías verdes con un pelador y hervirlas hasta que estén tiernas (unos 10-15 minutos, pero depende de cómo te gusten). También se pueden hacer al vapor en la olla a presión, poniendo agua en el fondo de la olla y las judías sobre una vaporera.

Preparar la vinagreta con 8 cucharadas de aceite de oliva extravirgen, 2 cucharadas de vinagre y sal al gusto.

Mezclar las judías verdes y las mongetes y aliñarlas con unos 2/3 de la vinagreta en la fuente donde vayamos a servir. Repartir los filetes de sardina sin la espina central por encima. Espolvorear con zanahoria rallada y terminar con el resto del aliño.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

5 Comentarios »

  • Marhya dijo:

    El tema de los precios es un misterio en si mismo. Es verdad que estas a veces te las encuentras a 0.99 en abril a 3,99 en agosto (increíble pero cierto) pero en general es un tema misterioso y oscuro. ¿Tomates insípidos en pleno verano a casi 3 euros el kilo? Hace dos y tres veranos así andaban, alucinante, el año pasado ya bajaron.
    La mayor parte de la verdura que uso es de la huerta (y por eso hay lechugas icebergs que están de vicio aunque su homónima de super sepa y tenga textura de plástico, por ejemplo) pero cuando quiero comprar algo que no tengo flipo con los precios. Además no siempre lo más caro es lo mejor ni lo que tiene más sabor, y comprar verdura muchas vecces es una lotería: puedes comprar productos muy baratos y deliciosos y pagar otros aparentemente buenísimos a un precio estratosférico y encima no sabrán a nada). Y otro día vas al mismo comercio y parece que le han dado vuelta a la tortilla, no hay manera de hacerse una idea de los qués ni los por qués.

  • Inés dijo:

    Uy, se te ha colado una “t” de más en “ganxet”
    La combinación de judías verdes con sardinas es memorable, te doy la razón!
    Un saludo

  • Mikel Iturriaga dijo:

    Pues sí Marhya, lo de la verdura, la calidad y los precios es un misterio. Lo mejor es intentar comprarla directamente al productor, o si no, en los mercados o fruterías. Desde luego, evitar las grandes superficies y las cadenas de supermercados (si puedes; hay gente que por desgracia no tiene otro sitio donde comprar).

    Inés, lo de escribir mal ganxet después de llevar años viviendo en Cataluña no tiene perdón de Dios. Corregido y gracias por el aviso!

  • Alvaro dijo:

    perfecta para el “tupper” en la oficina! gracias mikel

  • Hans dijo:

    Pues, para los que leen inglés, aquí hay un capítulo on-line que habla del tema:

    También se puede leer el libro “El economista camuflado.” de Tim Harford.