Inicio » Recetas » Panes y bollería »

Bizcocho de yogur, pistachos y mandarina

12 abril 2010 2 Comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

bizcocho de pistacho y mandarina

Foto: Mikel Iturriaga / Ondakin.com

El bizcocho de yogur es un hit de la repostería infantil: pocas recetas en este campo son tan fáciles y a la vez tan efectivas. El truco de medir las cantidades con el mismo envase del yogur -3 de harina, 2 de azúcar, 1/2 de mantequilla o aceite- podrá parecer rastrero a los cocineros más esnobs, pero es todo un hallazgo de la repostería sencilla.

Esta variante no utiliza esa regla, porque el objetivo buscado es un bizcocho más denso y no tan esponjoso. La receta está adaptada de la revista de los supermercados británicos Waitrose, que mi amigo Álvaro me trae muy gentilmente de Londres siempre que puede. As usual he hecho los cambios que me ha dado la gana: uso mandarinas en vez de naranjas, por lo que reduzco un poco la cantidad de azúcar; elevo los gramos de pistacho y bajo los de pasas, y subo ligeramente la mantequilla porque la primera vez que lo hice me pareció que quedaba un pelín seco.

El bizcocho se puede tomar como postre haciendo más almíbar y mojándo bien cada rebanada antes de servirla, acompañándolo de más yogur batido con azúcar o de nata montada.

Dificultad

Para niños de 10 años y adultos con esa edad mental.

Ingredientes

Para un bizcocho pequeño (unas 8 raciones)

  • 225 gr. de harina
  • 175 gr. de azúcar
  • 40 gr. de pasas sin pepitas (sultanas)
  • 50 gr. de pistachos pelados y picados
  • 3 mandarinas
  • 125 gr. de yogur natural
  • 75 gr. de mantequilla
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de miel
  • 1/2 sobre de levadura Royal
  • 1 cucharadita de sal

Preparación

Precalentar el horno a 180 grados. Derretir la mantequilla en un cazo al fuego y dejar que se temple. Rallar dos de las mandarinas y reservar la ralladura (si tienen la piel fina, se pueden pelar y picarla muy menuda).

Untar con mantequilla el molde de horno y forrarlo de papel sulfurizado (de hornear).

Mezclar todos los elementos secos (harina, levadura, azúcar, pasas, ralladura de mandarina, sal y casi todos los pistachos, reservando unos pocos para decorar).

Batir ligeramente los huevos y mezclarlos con el yogur y la mantequilla. Sumarlos a la harina y mezclar con una espátula hasta obtener una masa homogénea. Verterla en el molde y hornear unos 40-45 minutos.

Mientras, exprimir las mandarinas y mezclar el zumo con la miel en un cazo pequeño. Ponerlo a hervir suave hasta que reduzca a un poco menos de la mitad y quede un almíbar ligero.

Sacar el bizcocho del horno y comprobar que está hecho pinchándolo en el centro: si la aguja o el cuchillo salen limpios, está. Hacer varias incisiones por toda la superficie del bizcocho, y mojarlo con el almíbar caliente. Decorar con los pistachos reservados.

Cuando esté templado, desmoldar.

Etiquetas: , ,
Comparte este artículo:
Publicidad:
 

2 Comentarios »

  • José María dijo:

    “El bizcocho de yogur es un hit de la repostería infantil…” Y de la menos infantil. Me pones un sábado por la mañana un café con leche, zumo de naranja y un trozo de bizcocho de yogur y me haces feliz.

    Éxito seguro :D

  • sofia dijo:

    jolín, te has superao….sin mas comentarios