Inicio » Recetas » Panes y bollería »

<!–:es–>Bollos checos 'rohliky'<!–:–>

8 abril 2010 10 Comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

bollos checos rohliky

Foto: Mikel Iturriaga / Ondakin.com

Los rohliky son unos bollitos típicos de Chequia que parecen un antepasado del cruasán. Para hacerlos se forma un triángulo con la masa que se enrolla y después se curva, como en el clásico francés. Sin embargo, la masa es de pan, no de hojaldre, y aunque llevan un poco de azúcar no son especialmente dulces.

Toda esta sapiencia sobre los rohliky no me viene ni de unos ancestros checos ni de leer a Kundera, sino de mi asistencia a un curso sobre panes centroeuropeos de Ibán Yarza, el autor del blog Te Quedas a Cenar. Aprender a hacerlos fue un auténtico placer, a pesar de que en la clase me sentí un poco borderline en cuestión de panes porque todos los demás alumnos parecían controlar unas 10 veces más que yo. Y no hablemos de manejar la masas: mientras a mí se me pegoteaban y deformaban como si tuviera aletas, Ibán parecía haberse dado una capa de teflón en las manos antes de la clase.

pan iban yarzapan iban yarza 2pan iban yarza 3

Como en todo, la paciencia es la madre de la ciencia. Aclaro que los rohliky no eran tan complicados de manejar como los otros panes, y buena prueba de ello es que al repetirlos en casa me salieron bien a la primera. De verdad que valen la pena: son muy tiernos, huelen fenomenal y están igual de buenos con embutido o cualquier cosa salada que con mantequilla y mermelada.

Por último, recomendaros que si os lanzáis a hacer pan, o si ya lo hacéis, entréis en El Foro del Pan, que Ibán acaba de inaugurar: es perfecto para aprender y para consultar cualquier duda.

Actualización: Ibán Yarza me apunta que la receta está adaptada del libro Local Breads, de Daniel Leader, y que estos panes con forma de creciente son muy comunes en todo el Centro y Norte de Europa, “aunque a nosotros sólo nos recuerden al croissant”. “Estos checos se llama rohlik (con y en plural), pero en Suiza se llaman gipfeli, en polonia rogale (o si se lo dices a alguien con cariño rogalik). Si te fijas, la palabra enlaza con los rugelach judíos. A mí me parecen muy curiosos como eslabón perdido entre el pan y el croissant; hay mucho escrito al respecto“.

Dificultad

Media, pero todo es ponerse.

Ingredientes

Para unos 10 panecillos

  • 500 gr. de harina
  • 250 gr. de agua
  • 2 yemas de huevo
  • 15 gr. de levadura fresca (o 5 gr. de seca)
  • 50 gr. de mantequilla
  • 15 gr. de azúcar
  • 10 gr. de sal
  • Semillas de anís (alcaravea) o de amapola

Preparación

Mezclar y amasar todos los ingredientes hasta obtener una masa elástica. Dejar fermentar una hora en un bol enharinado y tapado con un trapo en un lugar cálido y sin corrientes.

Dividir la masa en piezas de unos 80 gramos, y formar unas diez bolas. Estirarlas con un rodillo haciendo triángulos isósceles (como la copa de un abeto). Enrollarlos sobre sí mismos formando una especie de cruasán, cuidando de que queden bien prensados y pegados. Sellar bien la punta, curvarlos un poco e ir poniéndolos sobre una bandeja de horno, dejando espacio suficiente entre uno y otro porque crecerán.

Pintarlos con agua y espolvorear las semillas de anís o de amapola por encima. Dejar que fermenten unos 30 minutos en un lugar cálido. Cuando falten unos 10 minutos, precalentar el horno a 180 grados.

Cuando los rohliky estén hinchados, pero con los pliegues visibles, meter al horno unos 13-15 minutos.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

10 Comentarios »

  • Laura dijo:

    Fantásticos, los probaré!

  • Miriam/El invitado de invierno dijo:

    Qué estupenda receta! Es que Ibán es un crack…

  • Mercedes dijo:

    Hala qué buenos!!!! joe qué envidia lo del curso de Ibán… y que bien que te hayas animado a adentrarte en el mundo de las masas con vida, la levadura mola más cuando le coges gustillo jejeje, tiene una de posibilidades que no veas… y de paso mientras amasas haces músculo!

  • Marhya dijo:

    Qué maravilla poder asistir a un curso así. Tienen una pinta buenísmas estos (no me atrevo a poner el nombre ni con el corta y pega, qué complicado, jajaja).

  • Xesco dijo:

    En unos minutos los pondré en el horno y después(al atardecer) comento el resultado, le he puesto pipas de calabaza en el interior, con la masa y espolvoreo con amapola. Se me antoja un buen acompañamiento para un surtido de queso, lo dicho, te digo algo.

  • sofia dijo:

    Madre mia, que buena pinta tiene eso, si esque tu si que sabes….y el caballero del curso aún mas, que listos sois…yo quiero clases también

  • Xesco dijo:

    Buenos, diferentes, algo “tontos”. Los próximos con un poco de cebolla confitada en el interior y algo más de sal, quizás en escamas y por encima, junto con la pincelada de agua y la amapola.
    Gracias por la recetilla crack.

  • Mikel Iturriaga dijo:

    De nada, gracias a ti por las aportaciones!!!

  • inquietomad dijo:

    hola mikel!

    ayer domingo tarde me dió por prepararlos , esta mañana hemos desayunado como reyes gracias a la receta! QUE BUENOS!!! Yo que soy un impaciente del rodillo y q enharino hasta el suelo del dormitorio, estoy sorprendido del buen resultado final (eso si, si vienes a casa a ayudar a recoger, te lo agradecemos….) un abrazo y buena semana!

  • Mikel Iturriaga dijo:

    Jajaja… no te preocupes Inquietomad que llegará un día en que las recetas de Ondakín incluirán servicio de recogida posterior :-D