Inicio » Recetas » Segundos » Carne »

Pastel de carne, acelgas y puré de boniato

24 marzo 2010 2 Comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

pastel de carne guisada y acelgas

Foto: Mikel Iturriaga / Ondakin.com

Ésta es una receta para aprovechar ondakines, es decir, restos de comida. Usar las sobras de carne guisada o estofada en empanadillas y croquetas es bastante común -o más bien lo era, porque no tengo muy claro que la gente siga haciendo estas cosas tan inteligentes. Aquí, sin embargo, la empleamos en un pastel tan simple como delicioso. Si no se tienen restos, se puede preparar la carne ex profeso en un periquete.

La carne va cubierta por un puré de boniato y patata, que por cierto, también me había sobrado de otro día. Se puede hacer sólo con patata, pero el boniato pone un color y una nota dulce que hace menos convencional el plato. Además de sabor y frescura, la base de acelgas rehogadas con cebolla logra que te sientas menos culpable porque estás tomando verduras.

Dificultad

Para boniatos humanos.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 750 gr. de acelgas
  • 400 gr. aprox. de carne guisada*
  • 250 gr. de boniatos
  • 250 gr. de patatas
  • 1 cebolla
  • 100 gr. de mantequilla
  • 100 ml. de leche
  • 50 gr. de queso parmesano
  • Aceite de oliva
  • Nuez moscada
  • Pimienta blanca
  • Sal

Preparación

*Si no se tiene la carne guisada, hacer un estofado rápido en una olla, a poder ser a presión. Enharinar 800 gr. de carne para guisar cortada en dados y dorarla con un poco de aceite. Sacarla y salpimentarla. Rehogar 1 cebolla, 1 zanahoria y una ramita de apio picadas, y 2 dientes de ajo. Mojar con 100 ml. de vino tinto y dejar evaporar un minuto. Añadir 3 cucharadas de tomate frito, la carne y 200 ml. de caldo de carne. Cocer media hora a fuego suave. Si no se tiene olla a presión, poner más caldo (lo suficiente para casi cubrir la carne) y alargar la cocción hasta que la carne esté tierna (1 hora/hora y media). Corregir de sal y pimienta.

Desmenuzar la carne con una cantidad razonable de su salsa (que no quede seca ni que flote) y reservar tapada.

Cortar las pencas de las acelgas. Poner agua abundante a hervir, y echar primero las pencas. 3 minutos después, sumar las hojas y dejar un par de minutos. Sacar, pasar por agua fría para cortar la cocción y escurrir bien. Picarlas en grueso, volver a escurrir y reservar sobre papel de cocina.

En una sartén, dorar una cebolla picada en un poco de aceite de oliva a fuego medio unos 10-15 minutos, con cuidado de que no se queme. Saltear las acelgas a fuego vivo en la misma sartén un par de minutos para que pierdan algo de agua. Salar y reservar.

Cocer la patata y el boniato sin pelar en el mismo agua de las acelgas durante 30 hora. Comprobar que están tiernos pinchándolos; si no, dejarlos más. Sacarlos, dejarlos que se templen un poco y pelarlos todavía calientes.

Precalentar el horno a 200 grados.

Poner la patata y el boniato en un bol, añadir la mantequilla y aplastarlos con un tenedor hasta que ésta se disuelva y se mezcle bien. Sumar la leche caliente poco a poco e ir mezclando suavemente hasta conseguir una textura cremosa espesa. Dar un último golpe corto de batidora para que quede homogéneo, pero sin pasarse porque si lo batimos mucho quedará elástico y gomoso. Aderezarlo con sal, pimienta blanca y nuez moscada al gusto.

Poner las acelgas en una primera capa en una fuente de horno, aplastándolas un poco para que quede uniforme. Añadir la carne como segunda capa, y después una última de puré de patata y boniato. Espolvorear queso parmesano rallado por encima y meter al horno 10 minutos para que todo se caliente.

Poner el grill 5 minutos más para que el queso se gratine. Sacar, dejar que se asiente unos 10 minutos y servir.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

2 Comentarios »

  • Marhya dijo:

    umm!!!! y con la cañita para acompañar, qué bueno.

  • Alvaro dijo:

    me viene que ni pintado… ya sé qué hacer con los restos de cordero con alcachofas y menta de ayer noche!