Inicio » Recetas » Primeros »

Huevos en purgatorio con alcachofas y patatas

18 marzo 2010 5 Comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

huevos purgatorio

Foto: Mikel Iturriaga / Ondakin.com

Cuando leí por primera vez sobre este plato, me imaginé que su nombre estaba relacionado con su mediano nivel de picante. Los huevos en purgatorio no son tan endiablados como para venir del infierno, pero pican lo suficiente para no resultar un ñoño producto celestial.

Sin embargo, he visto en una web de cocina napolitana que se llaman así porque los huevos son como las almas del purgatorio, que se hinchan tratando de huir del fuego rojo del tomate. Como pecador que soy, me quedo con esta explicación, que es mucho más sugerente y poética.

Para que los pobres huevos estén un poco más cómodos en su tormento, les he puesto unas alcachofas en la salsa y una cama de patatas asadas. La idea de combinar estos ingredientes es de la revista Bon Appétit, pero casi todos los procedimientos están cambiados a mi antojo.

Dificultad

Poca, pero el plato tiene su trabajo.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 8 huevos
  • 8 alcachofas
  • 1/2 kilo de tomate natural entero de lata
  • 1/2 kilo de patatas
  • 2 cucharadas de alcaparras
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de tomillo fresco
  • 1 cucharadita de albahaca fresca picada
  • 1 cucharadita de guindilla seca en copos o picada
  • 1 limón
  • Aceite de oliva
  • Aceite de girasol
  • Sal y pimienta negra

Preparación

Precalentar el horno a 200 grados.

Poner agua con sal a hervir en una cazuela grande. Pelar y cortar las patatas en láminas de 1/2 centímetro aproximadamente. Cocerlas 3 minutos en el agua hirviendo. Sacarlas, escurrirlas y reservarlas.

En una cazuela baja o sartén grande, rehogar la cebolla picada y la guindilla a fuego suave con un buen chorro de aceite de oliva, durante unos 20-30 minutos (hasta que esté blanda).

Preparar un bol con agua y el zumo del limón. Pelar las alcachofas cortando primero los tallos. Quitar las hojas exteriores hasta que tengan un color amarillo, pelar la base y cortar por último las puntas. Cortarlas en cuatro gajos, cortar los pelitos interiores y echar los corazones inmediatamente en el agua con limón para que no se ennegrezcan. Hacer lo mismo con los tallos, pelados y cortados en rodajas finas.

Añadir las alcachofas con el ajo picado fino al sofrito de cebolla. Rehogar un par de minutos, y añadir los tomates picados en grueso y tódo el líquido que tuvieran dentro.

Salar y sumar las hojitas del tomillo y la albahaca, tapar y dejar que se haga unos 20 minutos, hasta que el tomate se deshaga y haya perdido su acidez y las alcachofas estén tiernas. Si queda líquido del tomate, dejar que se haga unos minutos destapado hasta que se reduzca casi del todo. Añadir las alcaparras y corregir de sal.

Calentar el horno a 200 grados. Poner cinco cucharadas de aceite de girasol en la fuente o bandeja en la que se vaya a hacer el plato, y meterla al horno para que se caliente. Unos minutos después, añadir las patatas y embadurnarlas y remover para que se impregnen bien de la grasa. Asarlas unos 40 minutos, hasta que estén doraditas y bien hechas.

Sacar la fuente del horno y bajar la temperatura a 180 grados. Salpimentar las patatas y repartir las alcachofas por encima. Formar ocho huecos con el reverso de una chuchara grande, y cascar los huevos sobre ellos. Salpimentarlos muy ligeramente, cubrirlos con papel de aluminio y volver a meter en el horno hasta que las claras se hayan hecho, pero las yemas aún estén líquidas (unos 10-15 minutos, pero hay que vigilar porque todo depende de la potencia del horno y del tamaño de los huevos).

Servir inmediatamente.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

5 Comentarios »

  • Carlos Noceda dijo:

    Me encanta el plato. El algún sitio los tome pero con patatas y pimientos del piquillo. Riquisimos, casi pecado, de purgatorio :-) .

    Mola mas la otra explicacion…

    Un saludo

  • Marhya dijo:

    Los huevos tinen una pinta buenísima, y el origen del nombre de lo más impresionante, el cocinero sin duda tenía una percepción muy especial o un sentido del humor un tanto oscuro.

  • Lizarralde dijo:

    Que buen plan!

  • Rosario dijo:

    Andaba buscando una receta de alchofas con patatas y he acabado en este rico purgatorio, una preguntita ¿que tal quedaría si ablandase las patatas en la sartén (ahorraría mucho tiempo y eso es lo que siempre falta) lo pruebo y te cuento, la receta me parece fantástica, cuando esté jubilada la haré tal cual.

  • Mikel Iturriaga dijo:

    Rosario, puedes hacer tranquilamente las patatas en la sartén. Eso sí, yo cuidaría de escurrirlas después bien de aceite, para que no te quede el plato demasiado grasiento.