Inicio » Recetas » Postres »

Pastel de bollos y cruasanes

16 marzo 2010 5 Comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

pastel cruasanes bollos 1

Foto: Mikel Iturriaga / Ondakin.com

Este postre se podría definir como un Nigella meets Juli. Es decir, como una mezcla de una receta de la cocinera británica Nigella Lawson y otra de Julia González, de cuyas inhumanas rosquillas ya os hablé en un post anterior.

Llevaba tiempo queriendo hacer el pastel de bollos de ésta última, un hit de la comida del reciclaje en mi familia. Pero entonces surgió la noticia de que Tim Burton se había inspirado en Nigella para el personaje de la Reina Blanca en su Alicia en el País de las Maravillas. Después de ver este vídeo, en el que la Lawson se relame de gusto al hacer un pastel de croissants y caramelo, decidí hacer un mashup entre ambos preparados, a ver qué salía.

El pastel cumplió mis expectativas, y lo vi capaz de causar caras de orgasmo como las de Nigella en sus momentos más gastro-lúbricos. Además, se hace en un momento y es una excelente manera de aprovechar bollería que se ha quedado seca. Eso sí, cuanto mayor sea la calidad de ésta, mejor será el resultado: si usas cruasanes de sebo de cutretienda de chucherías, tendrás eso, un pastel de grasa hidrogenada.

pastel cruasanes bollos 2

Dificultad

Las recetas de sobras son para torpes.

Ingredientes

Para 6 personas

  • 2 cruasanes y 2 bollos suizos grandes del día anterior (o 4 de una de las dos cosas)
  • 250 ml. de nata líquida de repostería (18% M.G.)
  • 400 ml. de leche entera
  • 250 gr. de azúcar
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de bourbon o ron añejo (opcional; a mí me gusta más sin licor)

Preparación

Precalentar el horno a 180 grados. Batir bien los huevos y reservar.

Poner en una cazuela grande 5 cucharadas de agua y el azúcar, y calentarlo sin remover a fuego medio-alto hasta que la mezcla burbujeante coja un color caramelo. Verter parte del caramelo (algo menos de la mitad) por el fondo del molde de horno que vayamos a usar. No importa que se quede duro y no lo tape del todo; luego se disuelve. Echar encima los bollos troceados con la mano, y después los cruasanes también troceados.

Volver a ponerlo en el fuego, bajándolo de potencia, y añadir la leche y la nata. Remover hasta que los grumos de caramelo se disuelvan, retirar del fuego y, sin dejar de remover, añadir los huevos batidos.

Rápidamente verter la mezcla sobre los cruasanes y los bollos, y dejar reposar unos minutos si los bollos y croissants estaban muy secos. Hornear 20 minutos, dejar que se temple un poco y servir.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

5 Comentarios »

  • Anita dijo:

    Mmmh…. que ligerito de cara al verano!!!!!!! Jajaja…
    Una excelnte forma de aprovechar las sobras, pero demasiao pa mi!!!
    Un beso

  • Marhya dijo:

    Muy bueno. Mejor no lo miro mucho, jeje.

  • maite dijo:

    A mí me gusta todo lo que hace Nigella.
    Además, posteas justo el día del cumple de mi peque, y yo ayer tuve que currarme un pastel de hormiga.
    Lo probaré el domingo, detás del súper desayuno (si no, no hay sobras deliciosas).
    Gracias de nuevo. No siempre posteo, pero leo siempre.

  • Mercedes dijo:

    Arrepentíos pecadores!!! el postre este tiene que ser pecado… con galletas de pueblo no se nos ocurre nada? Mira que tengo una caja entera en casa y no hay dios que se las coma…

  • Maia dijo:

    Una bomba, dos suizos y dos cruasanes, la próxima vez, que la va a ver seguro pq no quedo ni las ganas, o solo cruasanes o tal vez donuts de pasteleria y cruasanes.Buenisímoooo.