Inicio » Recetas » Primeros » Ensaladas »

Ensalada de remolacha, boquerones y huevo

9 marzo 2010 2 Comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

ensalada remolacha huevo boquerones

Foto: Ainhoa Gomà / Ondakin.com

La idea de la ensalada de remolacha, boquerones y huevo cocido viene del restaurante Motorino, de Nueva York. Esta pizzería gourmet, regida por el cocinero Mathieu Palombino, sirve “la mejor pizza de la ciudad” según el New York Times, y por lo visto lo hace a precios bastante razonables.

No es que yo haya estado allí, porque la pertinaz crisis me impide pegarme los viajes del pasado y ya no voy ni a L’Hospitalet del Llobregat. Pero leí sobre él en la web del periódico estadounidense, donde el artículo estaba acompañado de una foto de su ensalada de remolacha.

Ésta es mi interpretación de la misma hecha a partir de la imagen y de las pocas indicaciones que daba el texto, así que no tengo ni idea de si se parecerá o no a la original. Pero lo que sí os puedo asegurar es que está increíblemente buena y que sus sabores armonizan como si hubieran nacido para estar juntos.

La ensalada admite variaciones, como ponerle patata cocida o un poco de queso. También se puede usar remolacha cocida… aunque la delicadeza que tenían, por ejemplo, las cinco remolachas frescas pequeñitas y feúchas que compré en La Boquería el otro día no se puede comparar a ningún producto envasado. Los huevos, si son camperos, mejor. Lo que sí es básico es utilizar unos buenos boquerones no baratuzos y estirarse también un poquito con el aceite de oliva.

Dificultad

No necesitas tener una estrella Michelin.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 600 gr. de remolacha fresca
  • 12 filetes de boquerón en vinagre de buena calidad
  • 2 huevos
  • 12 aceitunas negras
  • 1 cebolla roja (morada) pequeña
  • 1 limón
  • 1 manojo de perejil
  • 8 hojitas de hierbabuena
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida

Preparación

Lavar bien las remolachas y cortarles los tallos dejando tres o cuatro centímetros. Cocerlas sin pelar en agua hirviendo abundante con sal hasta que estén hechas (aproximadamente una hora, pero el tiempo varía dependiendo del tamaño). Para comprobar, pincharlas con un cuchillo: si entra suave y sin resistencia, es que están. Pasarlas por agua fría, pelarlas y reservar tapadas.

Cocer los huevos 9 minutos en agua hirviendo con un poco de sal. Pasar por agua fría, pelar y reservar.

Picar la cebolla en juliana y tenerla un rato en remojo con zumo de limón para que pierda potencia. Picar la hierbabuena y preparar unas hojas de perejil enteras sin el tallo (unas cuatro por persona).

Cortar las remolachas en cubos como de bocado (unos 3 cm.), aliñarlas con la cebolla, aceite, sal y pimienta, y repartirlas por los platos. Colocar los boquerones, las aceitunas, el perejil y la menta por encima, y por último, medio huevo molé cortado en vertical en cada plato. Añadir una pizca más de sal y pimienta y un chorrito extra de aceite, y servir inmediatamente.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

2 Comentarios »

  • Marhya dijo:

    Desde luego que tiene que estar buenísima. ¡otra para apuntarme!

  • Andrés dijo:

    Una idea fantástica, ¡gracias por compartirla! Yo me voy a por unos boquerones que aquí en Málaga se suelen encontrar muy ricos.

    ¡Menuda cena nos vamos a pegar!;) ¡Saludos y gracias!