Inicio » Recetas » Segundos » Carne »

Pollo con salsa de vermouth y salvia

23 febrero 2010 10 Comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

pollo salvia vermouth

Foto: Ainhoa Gomà / Ondakin.com

El vermouth es una bebida que nunca me ha entusiasmado, quizá porque en general no tolero nada bien las bebidas alcohólicas dulces o tirando a dulces. Sin embargo, me gusta usarlo en la cocina -véase este pastel de pescado-, porque aporta un punto único a los platos bastante diferente del que da el vino o el brandy, por ejemplo.

Por eso me encantó esta receta que vi hace apenas un mes en Gastronomía&Cía. Ellos la habían adaptado de otro blog, Cookin’ Canuck, que a su vez la había tomado de otro, Just Braised. Cada uno había hecho sus propias modificaciones, y como yo no puedo ser menos, decidí proseguir la cadena haciendo las mías.

En primer lugar, y para empezar bien arriba, cambié el ingrediente principal: en vez de solomillo de cerdo, pechuga de pollo. Después no utilicé semillas de hinojo, por la sencilla razón de que no tenía. También sustituí la crema de leche por leche Ideal, que le dio a la salsa un sabor como a tostado buenísimo, y puse caldo de pollo reducido en vez de Bovril. Eso, entre otras alteraciones menores con las que no os voy a dar la paliza.

En fin, que puse la receta patas arriba, con la inmensa suerte de que quedó fantástica. La combinación de los sabores de la crema, la salvia y el vermouth es perfecta para el pollo. En cualquier caso, recomiendo al 100% las anteriores versiones, especialmente la de Gastronomía&Cía, que para mí es una web de referencia.

Dificultad

Para zombies.

Ingredientes

  • 4 pechugas de pollo pequeñas (o 3 grandes; 1 kg. aprox.)
  • 2 dientes de ajo
  • 200 ml. de leche evaporada (Ideal)
  • 200 ml. de vermouth rojo
  • 300 ml. de caldo de pollo, a poder ser bajo en sal
  • 1 manojo de salvia
  • Sal y pimienta negra recién molida

Preparación

Poner a hervir el caldo de pollo en una cazuela y reducirlo más o menos a la mitad.

Frotar el pollo con los dientes de ajo y reservarlos. Salpimentar las pechugas, pegarles unas hojitas pequeñas de salvia y mojarlas con un poco de aceite. Marcarlas en una sartén bien caliente hasta que se doren y reservarlas en una fuente de horno y tapadas con film para que no se sequen. No hace falta que se hagan por dentro; se acabarán luego.

Bajar un poco el fuego y dorar los ajos en la misma sartén en la que hemos marcado el pollo, añadiendo una gota de aceite si es necesario y con cuidado de que no se quemen. Cuando estén rubios, mojar con el vermouth y dejar que pierda el alcohol uno o dos minutos. Añadir el caldo de pollo reducido y la leche Ideal, y dejar cocer a fuego suave hasta que la salsa esté bien cremosa (unos 10 minutos). Añadir 3 o 4 hojas de salvia grandes, retirar del fuego y dejar que infusione tapado. Hasta aquí se puede hacer con antelación.

Unos 45 minutos antes de comer, precalentar el horno a 200 grados.

Terminar las pechugas en el horno entre 20 y 30 minutos (depende del grosor y la potencia del horno), con cuidado de que no queden ni muy hechas ni crudas por dentro. Lo mejor es ir mirándolas y comprobando con un pincho o cuchillo: si el jugo sale claro y transparente, es que están. Dejarlas reposar un par de minutos tapadas con papel de aluminio al sacarlas del horno.

Mientras el pollo se hace, retirar los ajos y la salvia de la salsa, corregirla de sal y pimienta y calentarla.

Servir las pechugas mojadas por el jugo que hayan soltado, y con la salsa caliente por encima.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

10 Comentarios »

  • VelSid dijo:

    Que rico Mikel, nos ha encantado tu versión, con pollo que nos encanta y también la opción de la leche evaporada, puedes estar seguro de que probaremos tu receta, la salsa de vermouth y salvia ha triunfado!!

    Muchas gracias y un abrazo

  • pepekitchen dijo:

    Genial la receta. ¿habeís probado la salsa de setas y vermuth para la pasta?..mi preferida.

    Un saludo y enhorabuena por tu blog, aquí tienes un nuevo fan :-)

  • mikel dijo:

    Gracias a los dos! Pepekitchen, ¿cómo es esa salsa? ¿Tienes la receta en tu web?

  • pepekitchen dijo:

    De nada, hombre. Sí, claro, la más reciente es esta:

    http://www.pepekitchen.com/articulo/receta-de-pasta-con-salsa-de-setas-y-vermuth-blanco/

    Aunque alguna vez también le he añadido nata, que no le queda mal, pero esta versión es más “mediterránea” :-) Y si consigues las setas porcini secas italianas, rehidratadas, mejor que mejor, aunque con casi cualquier seta, incluso champiñones, queda bastante bien.

    Un saludo!

  • mikel dijo:

    Pues me acabas de solucionar una cena que tengo esta noche. ¡Gracias!

  • inquietomad dijo:

    mmmmmm, que bueno que bueno que bueno que bueno que bueno, y asi hasta el infinito y mas allá!!!

    en cuanto llegue a casa me pongo a hacerlo….

    de verdad, q estoy salivando como los perros de paulov!!

    gracias mikel por este planazo de miercoles noche….

  • Clara dijo:

    Mikel! Mi padre hizo esta receta el viernes… y mmmmm!!!! buenísima!!! eso sí, me comentó que no encontró la salvia (en ningún lado) Dónde se puede conseguir?

  • mikel dijo:

    En algunos supermercados tienen, y en los mercados grandes, en las fruterías.

  • Tontxu dijo:

    Hola Mikel! Hoy he preparado tu receta, y he de confesar que queda de miedo. Os recomiendo a todos que probeis a hacerla.
    Un saludo!

  • mikel dijo:

    ¡Me alegro!