Inicio » Recetas » Postres »

Tarta de lima y merengue

22 febrero 2010 6 Comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

tarta de lima y merengue

Foto: Ainhoa Gomà / Ondakin.com

Como tantos otros aficionados a la cocina, siempre había mirado con recelo la thermomix. Ese trasto es para los que no saben ni hacer un huevo frito, me decía regodeándome en mi superioridad de cocinero “de verdad”. Además, me parecía imposible que los platos salieran tan bien como con los instrumentos tradicionales, que te permiten un control total y permanente de lo que estás guisando.

Eran prejuicios nacidos, como casi todos los prejuicios, de la ignorancia. Tras un par de días usando la thermomix en casa de una amiga en Madrid, he de dar mi brazo a torcer. Es un aparato que te facilita bastante la vida, sobre todo a la hora de hacer repostería, y sin duda es perfecto para los que no controlan mucho de cocina por su capacidad de pesar, batir y calentar con una precisión absoluta.

Entre las pegas, aparte de su astronómico precio, yo señalaría que te obliga a ceñirte mucho a las recetas de los libros, sin dejar mucho espacio a la creatividad o improvisación del que cocina. Aunque supongo que cuando vas dominando la máquina te podrás soltar más la melena con ingredientes, tiempos y velocidades.

Esta tarta de lima y merengue se puede hacer tanto con thermomix como sin ella: es deliciosa de cualquiera de las dos formas. No puede ser más clásica en su planteamiento, y tomándola te sientes un poco “señora que va a tomar el té a Embassy” o a cualquier otra cafetería fina equivalente fuera de la capital.

Una advertencia rápida: como podréis comprobar por la foto, el merengue se quema con mucha facilidad en el horno, así que cuidadín…

Dificultad

Con thermomix, fácil. Sin ella, un poco de destreza no viene mal.

Ingredientes

Para 6 personas

Masa brisa

  • 150 gr. harina
  • 60 gr. mantequilla
  • 70 gr. de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar

Crema de limón

  • 4 yemas
  • 200 gr. agua
  • 40 gr. maizena
  • 130 gr. de azúcar
  • 100 gr. de zumo de lima
  • 40 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

Merengue

  • 4 claras
  • 50 gr. de azúcar glas
  • Unas gotas de zumo de lima
  • Una pizca de sal

Azúcar glas para gratinar.

Preparación

Con thermomix

Mezclar los ingredientes de la masa en el orden que se indica en el vaso. Programar 15 segundos a velocidad 6. Filmar la masa y dejarla reposar al menos 30 minutos en la nevera.

Precalentar el horno a 180 grados.

Extender la masa en un molde de unos 25 cm. de diámetro. Pincharla con un tenedor y taparla con papel de aluminio. Hornearla 10 minutos, quitar el papel de aluminio, y dejarla 5 minutos más hasta que coja un tono rubio. Dejar enfriar.

Poner la mariposa en las cuchillas. Verter todos los ingredientes de la crema de lima en el vaso. Mezclar 10 segundos en velocidad 3.5. Programar 8 minutos en temperatura 90 a velocidad 2. Programar otros 2 minutos a la misma velocidad sin temperatura.

Volcar inmediatamente la crema sobre la tartaleta.

Lavar bien el vaso, volver a poner la mariposa y añadir los ingredientes del merengue excepto el azúcar. Programar 6 minutos a 37 grados y velocidad 3.5. Después seguir a velocidad 3.5 e ir añadiendo el azúcar poco a poco.

Extender el merengue sobre la tarta, espolvorear con azúcar glas y gratinar con el grill fuerte un par de minutos hasta que se dore, vigilando siempre para que no se queme.

Sin thermomix

Mezclar la harina con la sal y el azúcar. Añadir la mantequilla fría cortada en cubitos pequeños, y desmenuzarla con la harina con la punta de los dedos hasta que quede una especie de arena gruesa. Añadir un chorrito de agua y mezclarlo todo sin amasar mucho. Dejar reposar un mínimo de 30 minutos en la nevera.

Precalentar el horno a 180 grados.

Extender la masa en un molde de unos 25 cm. de diámetro. Pincharla con un tenedor y taparla con papel de aluminio. Hornearla 10 minutos, quitar el papel de aluminio, y dejarla 5 minutos más hasta que coja un tono rubio. Dejar enfriar.

Preparar la crema batiendo las yemas con el azucar hasta que tengan un tono amarillo claro. Añadir la mantequilla y el zumo de lima y seguir batiendo hasta que quede una crema homogénea. Disolver la maizena en el agua en un vaso.

Poner la mezcla de huevo en una cazuela o bol metálico al baño maría (sobre una cazuela grande con agua al fuego). Añadir la maizena e ir removiendo hasta que coja temperatura y espese. Cuando haya espesado, verterla rápidamente sobre la tarteleta y extenderla.

Montar las claras a punto de nieve con la sal y las gotas de zumo. Añadir el azúcar glas poco a poco sin dejar de batir, hasta que las claras estén bien duras.

Extender el merengue sobre la tarta, espolvorear con azúcar glas y gratinar con el grill fuerte un par de minutos hasta que se dore, vigilando siempre para que no se queme.

Etiquetas: , ,
Comparte este artículo:
Publicidad:
 

6 Comentarios »

  • Carlos Noceda dijo:

    ¡¡Hola!! Este domingo tomé en casa de mi tia estas tartaletas de Embassy, como buena señora que toma té, solo que en casa. ¡Que perdida de glamour!.

    Yo tengo la Thermomix, regalo de boda, y al principio haces lo que pone el libro y acaba convirtiendose en tu ayudante de cocina. Es muy buena para muchas cosas, aunque no tantas como ponen en las revistas.

    Saludos,

  • SIN RECETAS DE LA ABUELA dijo:

    Perfecta aunque la haré sin la Thermomix. Espero tener destreza.
    Besitos desde Castellón.

  • Marhya dijo:

    Uumm, qué buena pinta.

    Con la thermomix tengo mis reticencias, para lo que cuesta no sé si compensa lo que hace, ya que hay muchos aparatos pequeños que hacen lo mismo. Hombre, si tienes problemas de espacio, pues si, pero yo de momento seguiré con mis cacharritos por separado, sólo pensar que con lo que vale lo que costará un arreglo me da algo.

  • Sally dijo:

    Algo tiene la thermomix que está en todas las cocinas profesionales,pero para una cosa solo compensa cuando se cocina para muchos. Es carísima!! Esta tarta creo que puede salir muy bien ” a mano”

  • petra dijo:

    Hola! soy usuaria y propietaria de la thermomix responsable de esta tarta de lima y merengue. Lo primero de todo decir que la tarta estaba exquisita y muy aparente si tienes invitados en casa, es más, he decidido que jamás volveré a comprar una tarta de cumpleaños y haré una de estas, las tartas te cuestan una pasta y siempre acabas tirando la mitad. En cuanto a la thermomix creo que su único inconveniente es el precio, te facilita mucho la vida a torpes en la cocina como yo, pero sobre todo, te quita el miedo a hacer muchos platos que, sin thermomix, yo no hubiera hecho en la vida, por ejemplo esta tarta y otros muchos.

  • Mercedes dijo:

    chicos! yo me acabo de mudar… y estoy pensando en comprarme una (de segunda mano en los distibuidores puedes encotnrarlas a partir de 300€), mi madre tiene, mis tías… y es una súper comodidad. Además, como dice Carlos, una vez le coges el puntillo, puedes hacer más cosas e introducir variables jejeje. Aquí en la empresa donde trabajo, en el departamento de desarrollo farmacéutico, el que hace las pruebas de estabilidad se compró una, y apareció la señora que la vendía con ingredientes para cocinar… ay qué chasco la pobre! jajaja, pues señora, que yo quiero que me enseñe a emulsionar, triturar arena, reducir tamaño de partícula… toda una anécdota.
    La tarta esta tuve la ocasión de tomarla en casa de mi tía hace bien poquito… y la subí al blog. Y sí, la vez anterior se le había chamuscadillo un poco y la había tenido que llenar de azúcar glass… porque esa noche venían invitados a cenar :D