Inicio » Recetas » Aperitivos »

Pomelo chino con sal y chile

28 enero 2010 8 Comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

pomelo chino sal y chile

Foto: Ainhoa Gomà / Ondakin.com

Nuestro lema dice que somos un blog de “cocina vasca, mediterránea y del más allá”. Pues bien, éste es un plato del más allá con un ingrediente del más allá todavía.

El pomelo chino es un cítrico gigante asiático, que suele pesar entre un kilo y kilo y medio y cuya corteza es cuatro veces más gruesa que la de una naranja. A pesar de su nombre, es bastante más dulce y menos ácido que el pomelo tradicional de aquí.

Hasta hace poco era desconocido en las fruterías españolas, pero poco a poco va siendo más frecuente encontrarlo. Lo que más me gusta es que, al menos los que compro yo, vienen con instrucciones de cómo pelarlos, aunque en realidad no sea necesario ser un máster de la katana para hacerlo.

En general no soy muy partidario de las frutas exóticas cultivadas a miles de kilómetros: prefiero la fruta y la verdura local, que no ha necesitado gastar litros y litros de gasolina y emitir kilos y kilos de CO2 en su transporte hasta la tienda. Sin embargo, parece ser que el pomelo chino ya se cultiva en la Comunidad Valenciana y en Murcia, por lo que he decidido levantarle el veto.

La primera vez que tomé pomelo chino fue así, con sal y picante. Fue hace años en un viaje en autobús en Camboya, en el que nos pararon en una gasolinera y había unos puestos vendiéndolo. Te cortaban el pomelo en el momento (si lo compras ya cortado, cagalera asegurada), y te daban una bolsita con sal y otra con chile molido, para que lo fueras untando según lo comías. Tengo que decir que este aperitivo es uno de los recuerdos gastronómicos más felices de todos mis viajes: simple, rápido y refrescante.

Dificultad

Sin comentarios.

Ingredientes

Aperitivo para 8 personas

  • 1 pomelo chino
  • Chile (guindilla roja)
  • Sal maldon
  • Aceite de girasol (opcional)

Preparación

La piel del pomelo se quita cortando primero los extremos, haciendo cuatro cortes verticales y arrancándola con la mano.

Con un cuchillo, intentar sacar los gajos limpios enteros sin nada de pellejo.

Espolvorear sal y chile picado fino o molido por encima. Se puede poner un chorrito de aceite de girasol antes por encima para que se queden adheridos, aunque no es imprescindible.

Servir con unos boles pequeños con más sal y picante, para que se pueda untar si se quiere.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

8 Comentarios »

  • Sally dijo:

    Es la receta más extraña que he visto en este blogs. No soy aficionada a los cítricos y menos con sal (aunque sea maldon)pero si tengo ocasión y lo veo, lo probaré

  • mikel dijo:

    Jajajjaja… bueno, alguna marcianada de vez en cuando no está mal, ¿no?

  • javier dijo:

    Hace tiempo probè piña con sal en Bangkok. El sabor era tremendo. La excusa que ponìan era que de esa forma te podìas comer una cantidad tremenda sin que “picara” en la boca. El caso es que el sabor era muchìsimo mas potente.

  • Marhya dijo:

    Nunca te acostarás sin saber una cosa más. Ni siquiera sabía de la existencia de ese tipo de pomelos gigantes, pero con lo que me gusta el picante seguro que me gustaba. ¿Y qué tal estará con otro cítrico más fácil de encontrar?

  • María dijo:

    Me regalaron un pomelo gigante(pesa unos 2kg) cuyo nombre desconozco y me sugirieron hacer mermelada ?¿?¿?¿?
    No tengo idea de cómo hacerla!
    Me dan algún consejo?
    Muchas gracias!
    María
    Santa Fe, Arg

  • María dijo:

    Otra vez yo!
    El pomelo chino tiene algún otro nombre? Será como el que tengo aquí? Éste crece de un árbol como el naranjo; no entiendo cómo es que las ramas soportan tanto peso! Algunos deben pesar unos 3 Kg! Lamento no tener fotos! Es más grande que un melón!

  • Mikel Iturriaga dijo:

    María, no tengo ni idea de si el pomelo chino tendrá otro nombre, pero si pesan tres kilos, tiene toda la pinta de serlo.

    En cuanto a la mermelada, lo mejor es que sigas los pasos de alguna receta de mermelada de cítricos, pero teniendo en cuenta que el pomelo es más ácido que la naranja. Yo no usaría en ningún caso la parte blanca de la piel, que en el pomelo chino es muy gruesa (sí la piel amarilla exterior).

    Aquí tienes una receta de un sitio fiable: http://www.directoalpaladar.com/recetario/mermelada-de-citricos-naranja-mandarina-y-pomelo

  • María dijo:

    Infinitas gracias, Mikel!!!
    Está muy bueno el sitio. Me parece que la cantidad de azúcar de la receta es muy poca; le agregaré mucho más. Y todos esos cítricos… calculo que equivalen al peso de mi super-fruta (aún sin nombre)
    Luego te cuento cómo salió!
    De dónde eres tú?