Inicio » Cocina Pop »

Las comidas fetiche de las series de televisión

22 enero 2010 11 Comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

homer simpson donut

Desde el momento en que comer es una de las principales actividades humanas, la comida debe aparecer por fuerza en casi todas las series de televisión. Unas llegan a conviertirlas en un elemento identificador, y hasta publican libros de recetas, como Mujeres desesperadas o Los Soprano. En otras es signo de clase social alta -los brunch chic de Sexo en Nueva York- o baja -la comida basura de Roseanne o Matrimonio con hijos, o el chopped de Aida.  En ocasiones también ilustra el cambio de los tiempos: en Cuéntame no paran de comer platos de cuchara, algo que cada vez hace menos gente en España, y en Mad Men toman mucha carne y fuman en la comida, cosa impensable en la América actual.

Pero hay series en las que algún plato o especialidad concreta aparece en varios capítulos, y se acaba convirtiendo en elemento emblemático de la misma. Ésta es una lista de los más memorables.

LASAÑA DE MÓNICA DE ‘FRIENDS’

Obsesa del orden y con serios problemas de autoestima, Monica era el personaje de Friends que más cocinaba, e incluso llegó a ser chef de un restaurante. Su plato-fetiche era la lasaña, cuya elaboración siempre se veía envuelta en alguna peripecia. En un capítulo hacía 12 para una tía suya, que al final era vegetariana; en otro, el anillo de compromiso de Rachel acababa dentro de una fuente del plato italiano.

EL DESAYUNO DE DEXTER

Un desayuno protagoniza unos de los mejores títulos de crédito de la historia de la televisión. La preparación de un café, un zumo de pomelo naranja sanguina, unos huevos fritos con ketchup y un filete sirven de metáfora visual de las actividades favoritas de Dexter, entre las que se encuentra la ejecución y el descuartizamiento de personas que se han portado mal.

BOCATAS DE LA MADRE DE AÍDA

Eugenia es una auténtica depredadora, capaz de engullir toda clase de comidas a cual más grasienta en cantidades inhumanas. Cocidos, callos, cortezas y churrascos caen en el agujero negro de su estómago sin que se le mueva una pestaña. Sin embargo, su especialidad son los bocadillos de embutido -chorizo, salchichón, lomo- que zampa a todas horas del día en cualquier episodio de la serie.

TARTA DE QUESO DE ‘LAS CHICAS DE ORO’

Aunque ya hicimos un homenaje a este plato cuando murió Dorothy (Bea Arthur), no podíamos dejar de incluirlo en la lista. El mítico cuarteto de mujeres de la serie arregló muchos de sus problemas tomando tarta de queso a horas intempestivas en la mesa redonda de su cocina. Allí también sucedían grandes momentos cómicos, como esta terrorífica aparición de Sophia.

LAS ROSQUILLAS DE HOMER SIMPSON

Los Simpson tienen varios comestibles propios -los fresisuis, los cereales Krusty, la Buzz Cola o la cerveza Duff-, pero su alimento más emblemático son los donuts con cobertura rosa. Estas rosquillas han alcanzado tal popularidad que la marca Bimbo vende réplicas en el mundo real. Para Homer no existe nada más irresistible, tanto que su adicción a estos dulces le lleva en un episodio hasta el mismísimo infierno.

PASTA DE ‘LOS SOPRANO’

La familia mafiosa de Nueva Jersey nunca tuvo un plato emblemático, pero no incluirla en un artículo sobre series y comida sería un pecado. Cientos de minutos de Los Soprano giran alrededor de las mesas de casas y restaurantes, y el desfile de especialidades italoamericanas es constante: lasañas, panzerotti, fagiole, cannoli, ziti al forno, albóndigas con tomate… La serie cuenta con su propio libro de cocina, The Sopranos Family Cookbook, con recetas “recopiladas” por uno de los personajes de la serie, el chef del restaurante Vesubio, Artie Bucco.

En este vídeo, los actores mencionan sus platos italianos favoritos.

TARTA DE CEREZAS DE ‘TWIN PEAKS’

Lo que más le gustaba al agente Cooper de aquel perdido pueblo del estado de Washington era la tarta de cerezas del Norma’s RR Dinner. “Esto debe de ser donde las tartas van al morir”, aseguraba en un capítulo de la serie de David Lynch. Otro personaje de Twin Peaks, Audrey Horne, tenía una habilidad también relacionada con las cerezas: era capaz de anudar sus tallos en la boca con su bien entrenada lengua.

RATAS DE ‘V’

No es un tipo de proteína habitual en nuestra dieta, pero la rata viva era el snack favorito de los alienígenas de V. Diana, la inolvidable lagarta que los comandaba, devoraba los roedores con gran elegancia, echando la cabeza para atrás y metiéndoselos enteros en la boca, para asco / deleite de todos los niños televidentes de los ochenta. Atención a los logrados efectos especiales.

PIZZA DE ROSEANNE

Los títulos de crédito fueron cambiando en las distintas temporadas, pero en ellos los Conner siempre aparecían compartiendo alguna comida en la cocina de su casa. Quizá la más icónica fue una pizza a todas luces comprada por teléfono: la mordaz Roseanne era una vaga redomada que hacía todo lo posible por no cocinar. La fast food consumida en la serie constituía todo un símbolo de anti-estatus para la familia que mejor encarnó la basura blanca estadounidense en la pequeña pantalla.

LAS ‘TUBBITOSTADAS’

Los más carcas criticaron al pobre Tinky Winky por ser gay y llevar bolso, pero pasaron por alto el sospechoso aspecto de la comida favorita de los teletubbies. Las tubbitostadas tenían una extraña forma redonda y una sonrisa estampada que las hacía parecidas al smiley, emblema del acid-house y la cultura del éxtasis. Además les daban subidón y les impulsaban a “abrazarse fuerte” todo el rato.

COMIDA DHARMA

Macarrones con queso, mantequilla de cacahuete, salami, vino, galletitas… Éstas son algunas de las especialidades que la Iniciativa Dharma empaquetó, etiquetó y llevó a la isla de Perdidos para alimentar a sus empleados. Los pasajeros del vuelo estrellado los encontraron y disfrutaron de ellos, pero al inmenso Hurley le causaron algún que otro ataque de bulimia.

JAMÓN DE ‘LOS SERRANO’

El chiste inicial consistía en que el nombre de la serie parodiara a Los Soprano, y que la familia protagonista se apellidara Serrano y tuviera un bar en el que la especialidad era el jamón. Después nos seguimos muriendo de risa con los títulos de algunos capítulos como Donde hay jamón, hay ilusión o La jamoneta. Y al final terminamos aprendiendo que teníamos que comprar Navidul gracias al implacable product placement publicitario del culebrón.

‘LAKE TROUT’ DE ‘THE WIRE’

Como en Los Soprano, la comida cuenta con una fuerte presencia en la serie ambientada en Baltimore (EEUU), donde a menudo es usada para definir social o psicológicamente a los personajes. Una especialidad local, el bocadillo de pescado llamado lake trout (trucha del lago), aparece repetidamente en distintos episodios. Este sandwich en realidad no lleva trucha, sino un pescado de mar mucho más barato, el merlán. Como dice uno de los personajes, “cogen algo y le ponen un nombre para que suene mejor, pero sigue siendo un pez basurero”.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

11 Comentarios »

  • Roger dijo:

    Post muy divertido :) Tengo el libro de los Soprano y alguna receta probé. Me marqué la idea de ver la ultima temporada haciendo una receta nueva del libro por cada capitulo, pero al final gano mi hambre televisivo y no cumplí.

    Y ahora estaba pensando si encuentro alguna receta para inagurar la nueva temporada de Lost…

  • Clara dijo:

    Grandísimo post!!!! ya pensaba que no iba a publicarse nunca!!!!!! qué hambre!

  • Anita dijo:

    Jeje… buenísimo!
    Me ha encantado el de las ratas…
    Un beso y feliz fin de semana!

  • sara dijo:

    Genial!
    Añadir Alf y el gato, además de su “atracón trimensual” y los Donuts de Twin Peaks.

  • Mónica dijo:

    Qué original el post! Muy divertido y evocador.

    Un abrazo.

  • Pilar-Lechuza dijo:

    Acabo de oir tu participación en la Cadena Ser y quería felicitarte nuevamente por el premio.
    Me ha encantado este post.
    un biquiño

  • Francisco Arnau dijo:

    Siempre escucho el programa de Montse, y te he oido en mas ocasiones, por la radio, soy un forofo de Dexter, y cuando se prepara su desayuno el zumo no es de pomelo , sino de naranja sanguina, como no podria ser de otra forma. Un saludo.
    Paco.

  • mikel dijo:

    Francisco, tienes toda la razón. Aquí hay unos pomelos rojos muy parecidos, y de ahí la confusión. Pero lo que toma Dexter son naranjas sanguinas de Florida, el estado en el que vive. Gracias por la corrección y disculpas por el error :-S

  • La comida de las series, en la Cadena Ser | Ondakin dijo:

    [...] El A vivir que son dos días, que conduce Montserrat Domínguez en la Cadena Ser, dedicó ayer su sección televisiva a la comida en las series. La gran Mariola Cubells, que lleva esta parte del programa, nos llamó para que participáramos sabiendo que en Ondakín se había publicado un artículo sobre el asunto. [...]

  • Charlotte dijo:

    ¿Y qué decís de las tartas de “criando malvas”? me encantaría aprender a hacerlas!

  • Silvia dijo:

    Bueno quería hacer coemntarios de la comida de Sexo en Nueva York , pero es que se pasan todo el rato o bien comiendo fuera, sin nada destacable, o encargando comida y sus cocinas son mínimas ni siquiera saben hacer café.
    Pero yo me quedo con un capítulo en el que Samantha se bebe unos brebajes/zumos de verduras sólo por el camarero, con el que porsupeusto liga y hasta se enamora.¡¡ Culaquiera lo haría por un bollazo como aquel tío.
    pego aquí el link para ver el bollo

    sp9.fotolog.com/…/1200855864_f.jpg