Inicio » Recetas » Platos para tupper »

<!–:es–>Puerros y alcachofas pochadas con romero<!–:–>

8 enero 2010 2 Comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

alcachofas y puerros confitados

Foto: Mikel Iturriaga / Ondakin.com

Esta manera de cocinar las verduras originaria de Turquía es un auténtico descubrimiento. Es similar al glaseado, aunque más ligera al emplear aceite de oliva en vez de mantequilla. Consiste en cocer las hortalizas en una especie de jarabe aromatizado con ajo y limón, que logra resaltar todo su sabor.

Para esta receta, yo he usado unos puerros orgánicos estratosféricos que me dieron mis amigas Clara y Toni de su huerto, y unas alcachofas de Sant Boi que compré en La Boquería de Barcelona. Pero se pueden usar otros productos como la coliflor, el repollo o las judías verdes. También he sustituido el eneldo de la receta tradicional, por una pizca (ojo, sólo una pizca) de romero. Pero si os gusta esa hierba, podéis añadirla con el perejil, en su misma cantidad.

Dificultad

Nula, a no ser que te dé miedo pelar una alcachofa.

Ingredientes

Para cuatro personas

  • 12 puerros pequeños
  • 12 alcachofas grandes (o 16-20 pequeñas)
  • 2 limones
  • 3 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 1/2 cucharadita de romero picado
  • 8 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta negra recién molida

Preparación

Cortar un círculo redondo de papel de horno del tamaño de la cazuela baja que vayamos a utilizar (si no se tiene, no es grave, pero sale mejor así). Hacerle un agujero pequeño en el centro.

Limpiar los puerros quitándoles la parte más verde y la capa exterior, pero dejándolos enteros.

Preparar un bol con agua y un chorrito de zumo de limón. Limpiar las alcachofas cortando los tallos primero, eliminando las hojas exteriores después, y pelando un poco la base para quitar los restos de dichas hojas. Finalmente, cortar la punta, y partirlas verticalmente en ocho trozos, quitando los pelitos que tienen en el corazón. Echarlas de inmediato en el agua acidulada para que no se ennegrezcan.

Pelar y cortar los dientes de ajo en láminas. Calentar el aceite en la cazuela y dorarlos a fuego suave. Cuando estén rubios (¡no tostados!) añadir los puerros, las alcachofas bien escurridas, el azúcar, el zumo de limón, el romero y unos 250 ml. de agua. Salar y cubrir con el papel de horno primero, y después con una tapa que deje un pequeño espacio para que salga el vapor. Cocer unos 15-20 minutos a fuego suave, hasta que las alcachofas estén tiernas.

Retirar del fuego, añadir el perejil y corregir de sal y pimienta. Servir las verduras con un par de cucharadas de líquido de cocción por encima.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

2 Comentarios »

  • Marhya dijo:

    Interesante tecnica, tomo nota.

  • Libe dijo:

    he hecho hoy esta receta y la verdad es que ha quedado exquisito, rico y rapido y sencillo, aunque la proxima vez le pondre un pelin menos de zumo de limon ;)