- Ondakin - http://ondakin.com -

Las falacias de las dietas de los famosos

Posted By Mikel Iturriaga On 7 enero 2010 @ 20:05 In Cocina Pop | Comments Disabled

La Navidad ha terminado. Te has hinchado a comer y te has puesto como una vacaburra. Entonces piensas en desintoxicarte. O directamente, en ponerte a plan. Y recuerdas el la forma de depurarse que tenía aquel famoso, o la dieta que hizo milagros en sus caderas.

Antes de imitarle, deberías conocer algunas de las mentiras y medias verdades que hay detrás de estos consejos, trucos y regímenes milagrosos tan utilizados en estas fechas. Ahí van algunas:

Los chupitos de vinagre de Fergie

La cantante de Black Eyed Peas asegura que su tripa ha disminuido de tamaño porque se toma dos cucharadas de vinagre de sidra al día. Gracias a esta afirmación acaba de aparecer en el informe Celebrities & Science, en el que la organización Sense About Science recopila cada año los disparates dichos por los famosos en relación con la ciencia. Según dietistas citados por dicha organización, no existe ninguna evidencia científica de que el vinagre tenga efectos desintoxicantes o adelgazantes. Esta dieta también la sigue una actriz famosa por su alto coeficiente intelectual, Megan Fox.

Los potitos de Reese Witherspoon

La actriz estadounidense es una de las seguidoras de la dieta de la comida de bebé, según la cual adelgazas al alimentarte de potitos y papillas infantiles. Por muy grotesca que parezca, ha alcanzado cierta popularidad -cómo no- en Estados Unidos. Unos dietistas dudan de que sea efectiva, mientras otros la consideran directamente peligrosa para la salud dental puesto que supone dejar de masticar.

El colon vegetariano de Heather Mills

La ex esposa de Paul McCartney, una de nuestras malvadas favoritas de todos los tiempos, asegura que no hay que comer carne para tener un intestino sano. “La carne se deposita en colon durante 40 años, se pudre y te acaba produciendo una enfermedad mortal. Es un hecho”. Como a Fergie, esta gran frase ha puesto a Mills en la lista negra del informe Celebrities & Science. Su teoría de talivegana es un dislate, puesto que las proteínas de la carne son digeridas por las enzimas y absorbidas en el intestino delgado antes de llegar al colon, y el resto se expulsa en los excrementos.

El vodka de Liz Hurley

La actriz y modelo reveló hace un par de meses su secreto para estar tan delgada: sustituir el vino por vodka. Una práctica muy saludable, recomendada tanto por los dietistas como por Alcohólicos Anónimos.





El sirope de arce de Beyoncé

Según la revista CosmoGirl, autoridad indiscutida en la materia, la cantante del Paco, Paco sólo toma sirope de arce, agua y cayena durante una semana cada vez que quiere adelgazar. Dieta descerebrada donde las haya, no sólo es peligrosa al restringir drásticamente la cantidad de calorías diarias, sino que puede producir irritabilidad, estreñimiento y falta de vitaminas y minerales. Y además tiene efecto yo-yó: vuelves a ponerte como una Pepa en cuanto la dejas.

El grupo sanguíneo de Demi Moore

Habitual de las prácticas de adelgazamiento y depuración más extravagantes -sanguijuelas incluidas- , la actriz probó en 2009 la dieta del naturópata Peter D’Adamo. Este pariente lejano del doctor Rosado sostiene que debes adaptar tu alimentación al tipo de sangre que tengas: si eres A, tienes que tomar muchos vegetales; si B, muchos lácteos, y si O, muchas proteínas. Nadie en su sano juicio, y mucho menos los científicos, defiende esta teoría.

La comida cruda de Donna Karan

La diseñadora de moda es una de las muchas celebrities que dice haber dado un nuevo sentido a su vida gracias a la dieta de lo crudo (Sting, Woody Harrelson, Uma Thurman…). El mandamiento básico es no comer nada que haya sido cocinado con calor. El problema es que al cocer muchos alimentos se favorece la absorción de algunos minerales, vitaminas y antioxidantes, por lo que algunos expertos recomiendan precaución con esta práctica.

El “no al foie” de Roger Moore

Según el actor y ex 007, el foie puede causar Alzheimer, diabetes y artritis reumatoide. Un despropósito -no existe ninguna comida capaz de causar o curar ninguna enfermedad por sí sola- y una nueva mención en el informe Celebrities and Science.





La dieta Atkins de Jennifer Aniston

La dieta Atkins, consistente en eliminar los hidratos de carbono e inflarte a proteínas, fue la favorita de Jennifer Aniston y otras estrellas de Hollywood. Pero sus efectos secundarios pueden ser graves: falta de vitaminas y minerales, y subida de los triglicéridos, el colesterol y el ácido úrico, con el consiguiente riesgo de sufrir problemas cardiovasculares. El propio Atkins era hipertenso, sufrió un ataque cardíaco… y murió obeso.

La alcachofa de Rociíto

Los historiadores no se ponen de acuerdo sobre si la hizo o simplemente la promocionó por dinero, pero el hecho es que la dieta de la alcachofa se hizo famosa en España gracias a Rocío Carrasco. La hija de La Más Grande fue la primera en una larga lista de famosas que apostó por el método, entre las que se encuentran Raquel Mosquera, Lolita, Antonia Dell’Atte o María José Campanario. Sus peligros son obvios: basar la alimentación en un solo ingrediente puede causar un importante déficit de nutrientes.


Article printed from Ondakin: http://ondakin.com

URL to article: http://ondakin.com/2010/01/07/las-falacias-de-las-dietas-de-los-famosos/

Copyright © 2009 Ondakin. All rights reserved.