Inicio » Recetas » Segundos » Carne »

Capón con frutas secas, canela y ron

28 diciembre 2009 3 Comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

capon-canela-ron-frutas-sec

Foto: Mikel Iturriaga / Ondakin.com

Es el drama de todas las navidades: cuando todavía no te has recuperado de los atracones de Nochebuena y Navidad, te das cuenta de que, horror, hay que empezar a pensar qué coño pones en Nochevieja.

Digo sólo Nochevieja porque no sé si ahí afuera existirá gente que todavía celebre el día de Año Nuevo. Yo hace como 20 años que no lo hago. Mi madre, con muy buen juicio, decidió entonces cancelar para siempre esa comida, a la que todo el mundo asistía agonizante, con la cara de color gris y una falta absoluta de apetito.

En cualquier caso, este capón relleno de frutas secas puede valer tanto para despedir el nefando 2009 como para recibir el todavía-con-pinta-más-horrorosa 2010. La receta es de mi cuñada Ruth, y después de haberlo probado en Navidad, puedo asegurar que está mortal. Eso sí, recomiendo fervientemente que, si todavía te queda algo de pasta, compres un capón alimentado con grano: es un animal muy graso, y cuanto menos porquerías sintéticas haya comido, mejor.

Dificultad

Media: es largo de hacer.

Ingredientes

Para 8 personas

  • 1 capón de 3,5 a 4 kg.
  • 100 gr. de ciruelas deshuesadas
  • 100 gr. de orejones
  • 100 gr. de nueces peladas
  • 200 ml. de ron añejo
  • 1/2 litro de caldo de pollo
  • 1/2 cebolla
  • 1 puerro pequeño
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • 2 dientes de ajo
  • 100 ml. de vino blanco
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Canela
  • Nuez moscada
  • Sal y pimienta negra

Preparación

El día anterior a que se vaya a asar, rellenar el capón con las ciruelas, los orejones y las nueces que le quepan, y atarle el culo si es necesario. Colocarlo en una fuente que se pueda meter al horno, mojarlo con un poco de ron y espolvorearlo con canela abundante y nuez moscada. Si se tiene una jeringuilla, también se puede inyectar algo de licor sobre todo en las pechugas, para que quede más jugoso. Taparlo con film y meterlo en la nevera.

Preparar un sofrito poniendo a rehogar la cebolla picada con un chorrito de aceite a fuego suave en una cazuela grande. Cuando esté transparente (unos 10-15 minutos) añadir el puerro picado y los dientes de ajo. Unos 20 minutos después, añadir el tomate frito. Rehogar unos 5 minutos más. Mojar con el vino blanco y dejar evaporar el alcohol unos 2 o 3 minutos. Mojar con el caldo de pollo, dar un hervor breve (5 min.), dejar enfriar y reservar en la nevera.

Al día siguiente, unas cuatro horas antes de comer, precalentar el horno a 240 grados. Eliminar buena parte de las especias de la piel del pavo con un trapo o papel de cocina, embadurnarlo bien de mantequilla y salpimentarlo generosamente.

Meterlo al horno y a los 30 minutos aproximadamente, cuando la piel esté ya dorada pero no quemada, bajar la temperatura a 130 y rociarlo con el ron. 15 minutos después, mojar con el caldo de pollo con sofrito.

Asar durante dos horas y media, echándole cucharadas de la salsa por encima cada 15-20 minutos.

Antes de servir, poner el capón en una fuente, y la salsa, en otra. Sacar el relleno de frutas secas y añadirlo a la salsa. Corregirla de sal.

Servir el capón entero o trinchado, y con la fuente de salsa para que cada comensal se sirva.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

3 Comentarios »

  • Marhya dijo:

    Tiene una pinta buenísima, super apetitosa.

  • Pilar dijo:

    ¡¡¡¡¡Que bueno¡¡¡¡
    Lo voy a probar,en nochebuena me cargué el horno y no he tenido más remedio que comprar uno nuevo, lo estrenaré con esta receta, a mi hija Begoña seguro que le hace ilu,lo único que le gustaba de peque era el “pollon”.
    Yo lo hacia parecido,de vispera pongo a macerar el relleno(manzana, ciruelas deshuesadas,orejones de melocoton y albaricoque,piñones y pasas)con jerez o cualquier otro vino que tengais para guisar(cuanto más bueno mejor)y antes de meter el capón al horno se introduce dentro y se cose o se sujeta bién con un palillo.
    Al poner el capón en el horno, frotar la piel con aceite de oliva y sal y a mitad de cocción regar con un poco de vino(el mismo que se haya utilizado para la maceración del relleno)y zumo de naranja.
    Os deseo a todos un buen año 2010,aunque no pinta muy bién tenemos que contagiar un poco de optimismo

  • mikel dijo:

    Pilar, tu receta tiene una pinta buenísima!