Inicio » Cocina Pop »

<!–:es–>Las recetas revolucionarias de Stalin<!–:–>

19 diciembre 2009 Sin comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

stalin

La Rusia de Stalin estuvo marcada por la escasez de alimentos y una gastronomía de pura superviviencia. Sin embargo, el régimen soviético publicó en 1939 y reeditó sucesivamente hasta los años cincuenta El libro de la comida sabrosa y saludable, un manual de “cocina revolucionaria” promovido por el dictador. La obra, que muestra el abismo existente entre la feliz teoría comunista y una realidad llena de estrecheces, ha sido recientemente traducida y editada en Italia bajo el nombre Revoluzione in cucina. A tavola con Stalin (La revolución en la cocina. En la mesa con Stalin).

El libro recoge recetas de algunos de los platos favoritos del jefe supremo de la URSS, como con arroz, zanahorias y tomate, o la ensalada rusa de invierno, con patata cocida, zanahoria, pepinillos, guisantes, jamón, mayonesa, eneldo y cilantro. También están el satsivi (pollo georgiano con nueces), el plov (cordero uzbeko con arroz) o el golubtsy (repollo estofado relleno de carne).

rivoluzione in cucinaLa edición italiana incluye un ensayo de la traductora, Ljiljiana Avirovic, que explica las circunstancias en las que se creó el recetario. Stalin encargó el proyecto a un grupo de científicos e intelectuales de distintas disciplinas, y él mismo escribió el prólogo. El objeto del libro era demostrar “el continuo progreso de las necesidades materiales y culturales de la sociedad” que supuestamente se vivía en la URSS, una tierra en la que los trabajadores disfrutaban de “prosperidad, felicidad y alegría de vivir”.

Lo cierto es que los únicos que disfrutaban de manjares en abundancia eran Stalin y otros dirigentes del Partido Comunista. Avirovic documenta los opíparos banquetes que celebraba el dictador, gran aficionado a la comida, con sus compadres o con otros dirigentes como Tito o Churchill. En ellos corría el caviar, el esturión, la anguila marinada y el buen vino.

Mientras, para la mayoría de los rusos las recetas de El libro de la cocina sabrosa y saludable eran simplemente ciencia-ficción: muchos se alimentaban con lo más básico, cuando no pasaban hambre directamente. Según distintos estudios, entre 6 y 8 millones de personas murieron en las distintas hambrunas padecidas bajo el régimen estalinista.

Visto en Clionauta

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

Los comentarios están cerrados.