Inicio » Recetas » Aperitivos »

Cocas con pimiento confitado, anchoa y huevo

16 diciembre 2009 4 Comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

cocas pimiento anchoa huevo

Foto: Mikel Iturriaga / Ondakin.com

Recién recuperado de los fastos de mi cumpleaños, en los que para variar me lié a cocinar ochenta platos, vuelvo al tajo con un aperitivo que puede ser facilito… o no.

Lo más complicado, o mejor dicho, pesado, de este plato, es hacer las cocas. Si te da mucha pereza, puedes usar pan tostado o cualquier tipo de crackers. Pero siempre será mejor si te trabajas el soporte de los canapés en tu propio horno. En cualquiera de los dos casos, la combinación del pimiento dulce y la anchoa salada con el huevo, que modera los excesos de esos dos ingredientes, es un triunfo asegurado.

Dificultad

Media, sobre todo por las cocas.

Ingredientes

Para 6 personas

Cocas

  • 180 gr. de harina
  • 100 ml. de agua
  • 8 gr. de levadura de panadería
  • 1 cucharadita de sésamo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Aceite de oliva

Resto de ingredientes

  • 1 bote de pimientos asados de unos 250 gr., a poder ser de calidad
  • 6 huevos
  • 1 bote o lata de anchoas de unos 100 gr.
  • 2 dientes de ajo
  • 2 ramitas de tomillo fresco (o una pizca de seco)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Azúcar
  • Sal

Preparación

Para las cocas, desmigar la levadura y mezclarla con la harina, el sésamo y la sal. Añadir el agua, ligar y amasar. Dejar levando unos 20 minutos en un bol enharinado y tapado con un paño, en un lugar cálido sin corrientes.

Precalentar el horno a 190 grados.

Extender la masa con un rodillo en una superficie enharinada, hasta que quede muy fina, como de 1 milímetro de espesor (es importante para que queden crujientes). Acostarla en una bandeja de horno enharinada, pintarla con aceite de oliva y cortar las mini cocas con un cortador redondo (también se puede servir la coca entera, sin cortar). Ponerle otra bandeja encima para que no suban y hornear entre 12 y 15 minutos.

Dorar los ajos cortados en láminas en cuatro o cinco cucharadas de aceite de oliva a fuego suave. Añadir los pimientos, una pizca de sal y tres cucharaditas rasas de azúcar y dejarlo confitando a fuego muy suave, unos 30 minutos. Añadir las hojitas del tomillo, retirar del fuego y dejar reposar tapado un mínimo de 30 minutos (si se hace el día anterior, mejor todavía).

Cocer los huevos 10 minutos en agua hirviendo con sal. Enfriar con agua y pelar.

Cuando las cocas estén frías, untarlas con un poco del líquido de los pimientos. Ponerles una rodaja de huevo cocido, una anchoa y un pimiento a cada una, rociarlas con un chorrito de aceite de oliva y servir.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

4 Comentarios »

  • sara dijo:

    ¿como ves pitas de base? ¿muy gordas?

  • mikel dijo:

    No, me parece que pueden quedar bien si las horneas un poco antes para que queden un poco crujientes.

  • sebas dijo:

    Busco un canapé para mi familia en Nochebuena. Me gusta este pero mi hermana no sé si come anchoas porque es vegetariana (aunque igual come aceitunas con anchoa). ¿Se os ocurre alguna variante?

    Y otra pregunta, las cocas, una vez hechas, ¿cuánto duran? ¿Puedo hacerlas por la mañana y montarlo todo por la tarde o se estropearán?

  • mikel dijo:

    Variantes vegetarianas: pimiento, queso fresco y aceitunas negras picadas y aliñadas. O pimiento, huevo y alcaparras con un chorrito de limón. O pimiento, queso azul y cebolleta asada (las metes enteras al horno 45 minutos hasta que estén casi negras, tiras la capa exterior y usas el resto).

    Las cocas aguantan perfectamente un día si las mantienes en un sitio seco (en un tupper con papel de cocina, por ejemplo). También las puedes hacer días antes y congelarlas, dándoles un golpe de horno en el último momento.