Inicio » Recetas » Postres »

Chulas de calabaza

4 diciembre 2009 6 Comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

chulas calabaza

Foto: Ainhoa Gomà / Ondakin.com

Desde que oí hablar de las chulas de calabaza había tenido ganas de hacerlas. Sé que no son lo más adelgazante del mundo, pero me encantan los dulces fritos, siempre que estén bien hechos y que no rezumen grasa, claro. Y también soy fan de la calabaza, tanto en postres como en platos salados.

Las chulas son unas primas del buñuelo típicas de Galicia, y creo que también de algunas zonas de Asturias. Así que esta receta me la consiguió Sara, una amiga de La Coruña. Es como las preparan en la Fundación Wenceslao Fernández Flórez en el Samaín (Todos los Santos), al parecer con gran éxito de crítica y público.

La primera vez que las hice me quedaron horribles. El aceite estaba demasiado caliente y la cantidad de masa que ponía en la sartén era excesiva. Resultado: chulas requemadas por fuera y crudas por dentro. O sea, que se fueron directas a la basura. Pero si se fríen correctamente, están buenísimas.

Dificultad

Media: hay que saber controlar bien la temperatura del aceite.

Ingredientes

Para 4-6 personas

  • 1 kg. de pulpa de calabaza
  • 200 gr. de harina
  • 250 gr. de azúcar
  • 6 huevos
  • Aceite de girasol
  • Sal

Preparación

Cocer la calabaza cortada en trozos grandes en agua hirviendo con sal, hasta que esté tierna (unos 10-15 minutos). Sacar y poner los trozos en un colador grande, y escurrirlos bien. Cuando se haya enfriado un poco, aplastar la calabaza con la mano para que suelte la mayor cantidad de líquido posible.

Batir los huevos con el azúcar. Mezclar con la harina y batir bien. Añadir la calabaza y triturar todo con la batidora, hasta conseguir una masa líquida homogénea.

Preparar un plato o fuente cubierto con papel de cocina. En una cazuela baja o sartén, poner a calentar a fuego medio aceite abundante. Cuando haya alcanzado temperatura, ir friendo pequeñas dosis de la masa echándolas en el aceite con una cuchara. Cuando estén bien fritas, sacarlas y dejarlas sobre el papel de cocina para que pierdan el exceso de aceite.

Servir templadas, espolvoreadas con azucar glas y/o canela si se quiere.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

6 Comentarios »

  • zerogluten dijo:

    Eso tiene que estar buenísimo. He declarado siempre mi amor por los dulces fritos y hoy que estoy a dieta, lo hago más que nunca. Media docena me tomaba para merendar ahora mismito sin decir ni esta boca es mía.
    Besitos sin gluten.

  • Maria Jose-Dit i Fet dijo:

    Ummm que buenasssss!! reconozco que no hago nunca cosas fritas porque no le se coger el punto al aceite, o se me queman las cosas o me quedan crudas….y esas chulas de tu foto estan en su justo puntito y tienen que estar deliciosasss!!!

  • Glòria dijo:

    Uno de los dulces típicos de La Horchatería Santa Catalina, de Valencia, son los buñuelos de calabaza, deliciosos!. Si las chulas y los buñuelos son primos, ahora tengo la receta para poder hacerlos en casa!.

  • estela hernandez. dijo:

    PARA LA PERSONA QUE NOS ESTA REGALANDO ESTA RECETA CHULAS DE CALABAZA MIS FELICITACIONES SINCERAS,DE VERDAD RIQUISIMAS LAS CHULAS DE CALABAZA SU NOMBRE LO DICEN TODO GRACIAS PORQUE POR TI HOY COMI ALGO SABROSO PROBECHO A TODOS GRACIAS APRECIO TUS BUENAS INTENCIONES NO TIENES NADA DE ENVIDIOSO(A)

  • Jose Manuel dijo:

    Yo las hice en una ocasión y al final les añadí una pizca de canela, junto con el azúcar. Riquísimas. Saludos desde Galicia.

  • mayte dijo:

    yo k decir chulas de harina