Inicio » Recetas » Primeros » Ensaladas »

Ensalada de endibias, apionabo y queso azul

30 noviembre 2009 Un comentario Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

ensalada endivias apionabo queso azul

Foto: Ainhoa Gomà / Ondakin.com

La raíz de apio, céleri o apionabo (yo soy fan de esta última denominación) es un producto bastante popular en otros países de Europa, pero que por aquí no usamos mucho. Yo al menos no había entrado en contacto con él hasta que hice un curso de cocina en Barcelona, en el que lo empleábamos, creo recordar, en distintos fondos o caldos.

El aspecto del apionabo no es, ciertamente, muy apetitoso: con su forma redonda y sus nudos y tentáculos, más bien parece un ser venido de otro mundo preparado para invadir nuestro planeta. Sin embargo, resulta idóneo para los que tenemos cierto respeto al apio, porque su sabor es mucho más suave y menos dominante que el de las ramas o las hojas.

En esta ensalada, adaptada de una receta de Martín Berasategui, el apionabo rallado y escaldado sirve de perfecto contrapunto neutro al amargor de las endibias y la intensidad salada del queso azul. Aunque el apionabo cada vez es más habitual en nuestras fruterías y supermercados, si no lo encuentras lo puedes sustituir con zanahoria, patata o nabo. Y si gusta el contraste dulce, admite un poco de manzana o pera.

Dificultad

Para vagos redomados.

Ingredientes

  • 2 endibias
  • 1/2 apionabo
  • 2 cucharadas de nueces troceadas
  • 100 gr. de queso azul
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana (si no, blanco)
  • Sal y pimienta negra recién molida

Preparación

Preparar la vinagreta mezclando en un bote con tapa el aceite, el vinagre, el perejil picado, la sal y la pimienta.

Poner a hervir agua con sal en una cazuela. Pelar y rallar en grueso el apionabo, y escaldarlo 1 minuto en el agua hirviendo. Sacar, pasar por agua fría, escurrir bien y reservar.

Colocar en una fuente las hojas de las endibias limpias. Repartir por encima el apionabo. Seguir con el queso azul cortado en daditos o desmenuzado, y acabar con las nueces troceadas.

Justo antes de servir, rociar con la vinagreta.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

Un comentario »

  • Marhya dijo:

    El apionabo es una de esas cosas que antes me parecían comunes (bueno, tanto como comunes no pero conocidas, asequibles no de precio si no de disponibilidad) y que ahora me parecen un lujo por la snecilla razón de que no las encuentro en el mercado. Es lo que tienen los sitios pequeños, podemos comer lechugas iceberg de la huerta que nadie asociaría con esa cosa insulsa que venden en la tienda bajo el mismo nombre, podemos comer tomates recién recogidos de la mata, pero el apionabo no, porque no he encontrado ni semillas.
    La ensalada, estupenda.
    Saludos.