Inicio » Recetas » Aperitivos »

Pinchos de níscalos y fiambre de pavo

3 noviembre 2009 Sin comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo
pinchos niscalos fiambre pavo
Foto: Ainhoa Gomà / Ondakin.com


El sabor de unos pinchos de champiñón que nos llevaba a comer mi padre a un bar en Logroño es uno de los recuerdos gastronómicos más intensos de mi infancia. Eran de lo más simple: el champiñón grande, entero, asado con aceite, ajo y perejil, y colocado encima de una rebanada de pan. Pero supongo que la calidad de la materia prima y la absoluta perfección en el punto de asado, lograda tras cocinar millones de ejemplares, los convertía en una experiencia religiosa.


Como aquellos champiñones nunca más existirán, el otro día traté de emular los pinchos con níscalos o rovellones. Para añadir algo más de enjundia al entrante, le puse un poco de fiambre de pavo pasado por la plancha, pero con las setas solas está igual de bueno.

Dificultad

Ninguna

Ingredientes

Para 8 pinchos

  • 8 níscalos medianos
  • 8 lonchas de fiambre de pechuga o muslo de pavo de calidad alta
  • 8 rebanaditas de pan
  • 2 dientes de ajo
  • 1 ramo de perejil
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

Limpiar las setas con un cepillito o, si están muy sucias, pasándolas por agua fría poco tiempo. Picar lo más fino posible el ajo. Picar el perejil.

Tostar el pan. Pasar el fiambre por una sartén o plancha con un poco de aceite, y reservar.

Precalentar el grill del horno a máxima potencia.

Colocar las setas enteras en una bandeja de horno con el sombrero hacia abajo. Salar y rociarlas con un chorrito de aceite. Colocar la bandeja en la parte más alta del horno, y cocer 5 minutos.

Sacar la bandeja del horno, darles la vuelta, salar y aceitar de nuevo. Volver a meterlas en el horno 3 minutos. Sacar, espolvorear con el ajo y el perejil, y cocer un par de minutos más con cuidado de que no se quemen.

Montar los pinchos con el pan ligeramente mojado en el aceite de las setas, una loncha de pavo y un níscalo. Rociar con algo más del aceite de cocción de las setas que haya quedado en la bandeja, y servir inmediatamente.

Esta misma receta se puede hacer con jamón en vez de con fiambre de pavo, y utilizando otras setas como el rebozuelo.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

Los comentarios están cerrados.