Inicio » Cocina Pop »

FAQ Orgullo: Lo que debes saber sobre la comida y los gays

4 julio 2009 2 Comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

gay-vegetables1

La gran marcha del Orgullo Gay se celebra hoy en Madrid. Como somos una web gay-friendly, lesbo-friendly, bi-friendly y trans-friendly, en Ondakín nos sumamos a la fiesta respondiendo las  preguntas sobre homosexualidad y comida que siempre nos hemos hecho.

1. ¿Existe la cocina gay?

La respuesta lógica es NO. Comer una cosa u otra no tiene nada que ver con la orientación sexual. Dicho esto, ciertas características comunes a bastantes hombres homosexuales -preocupación por el aspecto físico y la línea, cierto refinamiento en las costumbres- pueden afectar a lo que comen. Para entendernos, una ensalada de brotes verdes tiernos con vinagreta de balsámico al estragón es más gay que un chuletón con patatas fritas. De comida lésbica no se sabe mucho… Se admiten sugerencias de las expertas.

2. ¿Se han publicado libros de cocina gay?

cocina-gaypSí. En Estados Unidos, bastantes, aunque muchos están centrados en cuestiones como la etiqueta, cómo organizar fiestas y demás. En España, el difunto Leopoldo Alas y José Infante publicaron en 2002 ¿Entiendes de cocina?, un libro con más de 200 recetas supuestamente enfocadas al público homosexual, y que agrupaba a los gays según sus hábitos alimentarios.

En 2009 se ha editado Cocina para gays, un libro cuyo resumen promocional no presagia nada bueno: “Una obra sobre el buen gusto y el arte culinario, un verdadero libro de recetas creativas, con nombres inventados para hacer más alegre la noche y consejos útiles para conquistar con la comida”. Hace unas semanas, el libro fue objeto de las chuscas burlas homófobas de dos colaboradores del programa El hormiguero, en Cuatro. Pero lo cierto es que los nombres de las recetas que comentaban (”Plegaria a Afrodita”, “Horneando el Arco Iris”, “Melocotón Me lo Comí”) no tenían pase.

3. ¿Por qué a las lesbianas se les llama tortilleras o bolleras?

Hay distintas teorías: unas apuntan a orígenes literarios, y otras, a la identificación de las relaciones sexuales entre mujeres con la imagen de amasar. De ahí las referencias a las tortillas (en el sentido de tortas pequeñas), los aussie online casinos bollos o, en Venezuela, las cachapas, una especie de pancakes bastante brutales de harina de maíz. Todos estos terminos resultan peyorativos, aunque por fortuna, muchas lesbianas han comenzado a hacer propio el término “bollo”, quitándole así su poder ofensivo.

4. ¿Los hombres gays no tienen nombres de comida?

No en España, pero sí en países de Latinoamérica. En Ecuador, a un homosexual se le puede llamar papaya, camarón o sopa. En Argentina, café con leche o vuelta y vuelta. En México, choto o marisco. Pato es una denominación extendida en varios países. Y en todo el mundo hispanohablante abundan las expresiones relacionadas con la comida para referirse a la homosexualidad: “perder aceite”, “adorador de la yuca”, “gustarte el arroz con popote”, etcétera.

5. ¿Se sabe de algún chef abiertamente gay?

traci-des-jardinsMás allá de que algunos tengan cierta pluma, en España no hay ningún cocinero famoso que se haya declarado abiertamente gay -o al menos nosotros no lo conocemos. En el mundo exterior sí que los hay: la más famosa es probablemente la estadounidense Traci des Jardins, que derrotó al chef superstar Mario Batalli en un programa de televisión en 2005 y hoy dirige las cocinas de tres restaurantes en California. Los realities de cocina en Estados Unidos han sido frecuentados tanto por cocineras lesbianas como por gays.

6. ¿Y en la ficción?

También los ha habido. Dos casos recientes: en Los Soprano, uno de los mafiosos, Vito Spatafore, mantenía una relación homosexual con el cocinero Johnny Cakes. Y en el cine, Javier Cámara interpretó el año pasado a un atribulado chef gay en Fuera de Cámara. También se ha especulado mucho sobre la posible homosexualidad de Remy, la sensible rata cocinera de Ratatouille. No os riáis que el tema fue objeto de estudio en la Universidad de California.

7. ¿Por qué son tan malos los restaurantes gays?

Es un misterio, pero el hecho es que todos los que hemos probado, al menos en España, han resultado decepcionantes. Puede que estén más preocupados por la estética del local, por que los camareros estén buenos o por ofrecer recetas rebuscadísimas que aparenten refinamiento. O puede que la clientela tampoco dé mucha importancia a la comida y valore más a la atmósfera en este tipo de restaurantes. En cualquier caso, si alguien conoce alguno bueno de verdad, que lo diga.

8. ¿Existen carritos del helado gays?

Sí. Cómo no, en Estados Unidos. El Big Gay Ice Cream Truck circula por Nueva York desde hace un par de semanas. Si quieres conocer su día a día, lo puedes seguir en Twitter.big-gay-ice-cream-truck

Etiquetas: , ,
Comparte este artículo:
Publicidad:
 

2 Comentarios »

  • aitor dijo:

    Pues en Chile,tambien se dice a los gays”te gusta la pata de chancho”que chancho se le dice aqui al cerdo!

  • Caruncho dijo:

    El punto 7, verdad como un puñetazo.