Inicio » Recetas » Postres »

Tarta de naranja

20 mayo 2009 Sin comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

tarta-de-naranja

Descubrí esta receta en un libro sin muchas pretensiones pero lleno de recetas bastante sensatas. Se llama Delicias al horno (Parragon), y lo recomiendo especialmente para tartas dulces y saladas, pasteles y asados de carne. Lo bueno de esta tarta de naranja es que no es nada empalagosa, y eso que yo le subí la cantidad de azúcar porque me parecía que iba a quedar sosa. También añadí un chorrito de curaçao para alegrarla.

Yo diría que es una tarta más de merienda que de postre, pero puede funcionar también como final de una comida acompañándola con nata montada y/o chocolate caliente.

Ingredientes

Para 6-8 personas

Masa:

  • 150 gr. de harina
  • 25 gr. de azucar lustre (glas)
  • 125 gr. de mantequilla fría cortada en daditos
  • 1 cucharada de agua

Relleno:

  • Ralladura de dos naranjas
  • 9 cucharadas de zumo de naranja
  • 50 gr. de pan rallado
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 2 cucharadas de curaçao o de licor de naranja
  • 150 ml. de nata líquida
  • 50 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de azúcar lustre
  • 2 yemas y 2 claras de huevo

Preparación

Mezclar el azúcar con la harina en un bol. Cortar la mantequilla en daditos (tiene que estar lo más fría posible) y añadirla y arenarla. Es decir, mezclarla con la harina y el azúcar desmenuzándola y desmigándola con las puntas de los dedos, para que cada vez queden trocitos más pequeños. Si vemos que la mantequilla se está derritiendo, se pueden meter los dedos bajo el chorro de agua fría o meter la mezcla unos minutos en la nevera. Cuando todo tenga la textura de arena gruesa, añadir la cucharada de agua y amasar muy poco, lo justo para ligarla y hacer una bola. Envolverla en film y meter en la nevera media hora.

Enharinar una superficie y extender la masa con un rodillo también enharinado. Si se pega, ir espolvoreando harina en pequeñas cantidades. Forrar con la masa estirada un molde redondo para tarta de unos 24 cm. Hacer pinchazos por toda la superficie de la tarta con un tenedor, y devolver a la nevera otra media hora.

Precalentar el horno a 190. Cubrir la pasta con papel de aluminio, poniendo en contacto el lado brillante con la masa, y esparcir sobre ella pesos de hornear, garbanzos o alubias para que no suba. Cocer en el horno unos 15 minutos. Sacar y retirar los pesos y el aluminio, y hornear unos minutos más hasta que esté rubia dorada. Sacar y enfriar sobre una rejilla.

Para el relleno, mezclar en un bol la ralladura de naranja, los zumos y el pan rallado. Añadir la nata. Derretir la mantequilla con el azucar en un cazo a fuego lento y añadir removiendo. Por último, añadir las dos yemas de huevo y la sal sin dejar de remover hasta que se mezcle todo bien.

Batir en otro cuenco las claras a punto de nieve con un poco de sal, y ligarlas al preparado anterior mezclándolas suavemente con movimientos envolventes de espátula (no se debe perder el aire que se ha metido en las claras al ponerlas a punto de nieve.

Verter el relleno sobre la base de la tarta y cocerlo todo en el horno a 170 grados entre 30 y 40 minutos, hasta que cuaje. Servir caliente con nata montada mezclada con ralladura de naranja o con un chorrito de chocolate fundido caliente.

Foto: Ainhoa Gomà

Etiquetas: , ,
Comparte este artículo:
Publicidad:
 

Los comentarios están cerrados.