Inicio » Recetas » Primeros » Verduras »

Alcachofas con habitas y crujiente de jamón

20 abril 2009 Un comentario Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

Alcachofas con habitas y crujiente de jamón

Para desgracia de los adictos a las alcachofas, la temporada de esta maravilla hecha planta está a punto de terminar. Es verdad que llegan otras verduras de primavera, como las espinacas o los espárragos, pero a los alcachófilos siempre nos entra algo de mal rollo al darnos cuenta de que tendremos que prescindir de estas delicias durante unos meses.

Como homenaje y despedida, el otro día preparé unas alcachofas con habitas, crujiente de jamón y huevos de codorniz. Una receta que puede parecer muy complicada, pero que en realidad es fácil y -salvo el crujiente- bastante tradicional. Muchos de mis amigos no compran alcachofas porque no saben limpiarlas: para ellos y para todos los que padezcan esta enfermedad, incluyo un mini-tutorial en la receta.

Ingredientes

Para cuatro personas

  • Una docena de alcachofas (docena y media si son muy pequeñas)
  • 200 gr. de habitas en aceite (de bote, lo más finas posible)
  • Cuatro lonchas de jamón serrano
  • 8 huevos de codorniz
  • Dos dientes de ajo
  • Medio limón
  • Una cucharada de perejil picado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación

Precalentar el horno a 100 grados. Cubrir una bandeja de horno con papel encerado (el papel de hornear que venden en cualquier supermercado), extender sobre ella las lonchas de jamón, y cubrirlas con otra lámina de papel de horno. Ponerle peso encima (otra bandeja de horno o una fuente grande) e introducirla en el horno. Dejarlo unos 10 minutos, hasta que el jamón esté crujiente (si lo sacamos y vemos que está todavía blando, volverlo a meter unos minutos más).

Preparar un bol con agua, y añadirle el zumo de medio limón (esto es para que las alcachofas no se oxiden y se pongan negras).

Poner agua abundante con sal y un chorrito de aceite de oliva a hervir y, mientras, limpiar las alcachofas. Primero quitar las hojas verdes exteriores, hasta que veamos hojas más amarillas. Pelar entonces la base de la alcachofa y el tallo, cortando el extremo de éste. Después, cortar la punta de las alcachofas, donde se unen las hojas. Cortarlas verticalmente para obtener cuatro trozos iguales, y finalmente, quitar ligeramente los pelillos que tienen en el centro del corazón. Ir echándolas rápido  en el agua con limón para que no se ennegrezcan, tapando el recipiente con un colador grande (o un trapo limpio mojado) para que estén totalmente sumergidas en el agua.

Echar las alcachofas al agua hirviendo, y cocerlas unos 20 minutos si te gustan al dente, o 30 si te gustan blanditas.

Hervir los huevos de codorniz durante un minuto. Pasar por agua fría y quitar la cáscara con cuidado para que no se rompan.

Dorar los ajos en una sartén grande con aceite a fuego suave. Retirar los ajos, subir el fuego y añadir las alcachofas y las habitas.  Saltear un par de minutos y salpimentar.

Servir en cada plato individual unas cuantas alcachofas con habitas, un par de trozos grandes de crujiente de jamón en trozos grandes, los huevos de codorniz cortados por la mitad para que se vea la yema, y un poco de perejil picado fino.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

Un comentario »

  • Menestra riojana de verduras | Ondakin dijo:

    [...] las judías verdes, la zanahoria, las alcachofas (ver cómo se cuecen aquí), la coliflor y los espárragos (si son naturales) en trozos de un tamaño adecuado para que se [...]