Inicio » Recetas » Primeros »

Patatas en salsa verde

16 abril 2009 Sin comentarios Por: Mikel Iturriaga Imprimir artículo

Patatas en salsa verde

Las patatas en salsa verde han sido un clásico de toda la vida de la cocina de mi casa en Bilbao. Por eso estoy más que contento de que Juli, mi segunda madre, las haya recuperado y las vuelva a hacer siempre que vengo a la Capital del Universo.

Es una receta perfecta para aprovechar la cabeza y las espinas de la merluza o de cualquier pescado. Y os aseguro que a veces yo he disfrutado más este plato que del propio lomo del pez: el sabor del pescado, unido a la textura de las patatas, la convierte en un triunfo absoluto de la comida tradicional vasca.

Y por si fuera poco, son tiradas de hacer…

Para cuatro personas

Ingredientes

  • La cabeza, espina e hijada de una merluza
  • 1 kilo de patatas
  • 150 gr. de guisantes frescos o congelados (nunca de lata)
  • 2 dientes de ajo pequeños o uno grande
  • Un manojo pequeño de perejil
  • Media cebolla
  • 2 zanahorias
  • Medio puerro
  • 2 litros de agua
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

Preparar el fumet (caldo) poniendo en una olla el pescado, la cebolla partida en dos trozos, la zanahoria pelada y el puerro limpio. Cubrir con agua fría y un chorrito de aceite de oliva y poner a cocer a fuego medio. Cuando rompa a hervir, quitar la espuma con una espumadera y cocer 20 minutos a fuego lento. Dejar reposar hasta que se temple.

Mientras, poner agua a calentar con mucha sal, añadir los guisantes cuando esté hirviendo y hacerlos hasta que estén tiernos (entre 5 y 10 minutos; ir probando); si son congelados, seguir las instrucciones de la bolsa. Pasar por agua fría y reservar.

Sacar el pescado del caldo y limpiarlo de espinas para aprovechar Toutes les lignes de payement sont aussi des rangées mais toutes les rangées ne sont pas des lignes de payementLes lignes de payement sont la raison d’être des machine a sous à sous. todos los trozos de carne de la merluza. Reservar tapados para que no se sequen. Colar el caldo y desechar la espina, los restos de la cabeza y las verduras.

Majar los ajos con el perejil (o picarlos en trocitos pequeños). Pelar las patatas, cortarlas en rebanadas gruesas o en trozos. En una olla alta, poner a calentar un poco de aceite y rehogar a fuego suave las patatas con el ajo y el perejil un par de minutos. Mojar con el caldo de pescado, añadir la carne de la cabeza y la hijada de la merluza, salar ligeramente y cocer hasta que las patatas estén muy hechas (unos 20 minutos), removiendo un poco de vez en cuando. Añadir los guisantes, y dejar cocer un par de minutos más. Corregir de sal.

Para que el caldo engorde, se pueden aplastar algunos trozos de patata con un tenedor y disolverlos, hasta conseguir la textura deseada.

Este plato se puede comer en el momento, pero como todos los guisos, está mucho mejor al día siguiente o después de unas horas.

Comparte este artículo:
Publicidad:
 

Los comentarios están cerrados.